Kiev reconoce problemas con el censo electoral en Donetsk y Lugansk

 

KIEV (EFE).- La Comisión Electoral Central (CEC) de Ucrania reconoció hoy problemas con el censo de votantes con vistas a las elecciones presidenciales del 25 de mayo en las regiones insurgentes de Donetsk y Lugansk (este).

“En la región de Donetsk sólo hemos recibido listas preliminares de votantes del 26 por ciento de los colegios electorales y en Lugansk, del 16 por ciento”, afirmó Andréi Maguera, subjefe de la CEC, citado por medios locales.

Los insurgentes prorrusos se han hecho con el control de varios colegios electorales y se han incautado de los censos para abortar la votación en los territorios de ambas repúblicas populares que proclamaron hace una semana su independencia.

Doce circunscripciones electorales, seis en cada una de las regiones insurgentes, no han empezado siquiera la preparación para celebrar los comicios.

“Creemos que las presidenciales del 25 de mayo no serán legítimas. Por supuesto, no las reconoceremos. Tratar de organizar los comicios en el territorio de nuestros Estados independientes es ilegal”, dijo hoy a la prensa rusa Pável Gúbarev, uno de los líderes insurgentes en Donetsk.

Además, muchos miembros de los comités electorales locales en estas regiones se han negado a cumplir con sus obligaciones por temor a represalias contra ellos y sus familias, lamenta el CEC.

Con respecto a las otras 22 regiones del país, la comisión electoral asegura que el nivel de preparación “es del 100 por 100” a falta de una semana para la votación.

“En cambio, en las regiones de Donetsk y Lugansk por obvias razones la situación es aún insatisfactoria”, añadió.

En cambio, el primer ministro, Arseni Yatseniuk, aseguró que “cualquier intento de los terroristas en Donetsk y Lugansk de abortar las elecciones presidenciales en Ucrania están condenados al fracaso”.

Durante la reunión con Yatseniuk, el ministro del Interior, Arsén Avákov, aseguró que en las dos regiones rebeldes se esperan provocaciones, por lo que se crearán grupos operativos especiales para garantizar el orden y el proceso electoral.

“Trabajarán grupos de reacción rápida con el fin de prevenir provocaciones. En los puntos más calientes se desplegarán fuerzas del orden procedentes de regiones más tranquilas”, apuntó.

La Unión Europea y Estados Unidos consideran cruciales las elecciones presidenciales ucranianas con el fin de legitimar a las autoridades que derrocaron en febrero pasado al presidente Víktor Yanukóvich.

Rusia, que acusa a las actuales autoridades ucranianas de dar un golpe de Estado, ha calificado las elecciones de “un paso en la buena dirección”, pero se ha abstenido de confirmar si reconocerá sus resultados.




Volver arriba