Kiev advierte de que disparará contra naves rusas que violen su espacio aéreo

Kiev advierte de que disparará contra naves rusas que violen su espacio aéreo

 

KIEV (EFE).- Ucrania disparará contra las aeronaves rusas que violen su espacio aéreo, advirtió hoy el secretario del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa ucraniano, Andréi Parubi.

“Los guardias de fronteras registraron varias violaciones del espacio aéreo de Ucrania por dos helicópteros rusos Mi-8 y un helicóptero Mi-24. Y hoy las autoridades de Ucrania han advertido de que dispararán contra las aeronaves que crucen la frontera ucraniana”, aseguró Parubi en rueda de prensa.

El Servicio de Guardafronteras de Ucrania denunció ayer violaciones del espacio aéreo ucraniano por varios helicópteros rusos.

Moscú no ha respondido todavía a las acusaciones ucranianas.

Anteriormente, la diplomacia rusa expresó su preocupación por el uso de la artillería y carros blindados en los combates que libran las fuerzas ucranianas contra los separatistas prorrusos en zonas próximas a la frontera que comparten ambos países.

Los guardafronteras rusos, integrados en el Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB), han exigido a las autoridades ucranianas que emprendan acciones para estabilizar la situación en la frontera común y que replieguen sus blindados desde las zonas fronterizas.

Las autoridades rusas han denunciado que durante los combates de ayer por un puesto de control fronterizo, tres obuses disparados presuntamente por las tropas ucranianas cayeron en territorio ruso.

Según el FSB, dos de esos proyectiles impactaron en el área de dos núcleos urbanos, mientras que el tercero causó daños en un edificio del puesto de control fronterizo ruso.

Ucrania reanudó hace cuatro días las acciones militares contra los separatistas prorrusos en el este del país, después de que el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, diera por terminado el alto el fuego que regía desde el pasado 20 de junio.

Sin embargo, gracias a las presiones de la comunidad internacional, el líder ucraniano se mostró ayer dispuesto a un nuevo alto de fuego siempre que también lo respeten plenamente los separatistas prorrusos, que deberán además liberar a todos sus prisioneros.

El líder ucraniano también manifestó su disposición a iniciar “negociaciones políticas sustanciales sin ninguna otra condición añadida” con los sublevados, algo a lo que se había negado hasta ahora.

En su plan de paz, cuyo incumplimiento por los rebeldes fue el argumento para dar por terminado el alto de fuego que regía desde el 20 de junio, Poroshenko exigía a los separatistas que depusieran las armas.




Volver arriba