“Jóvenes tienen la capacidad de cambiar al mundo”: OIJ

MADRID  (EFE).- El secretario general de la Organización Iberoamericana de la Juventud (OIJ), el argentino Alejo Ramírez, considera que el mundo actual “necesita ser cambiado” y que los jóvenes son quienes tienen la capacidad y muchas herramientas para llevar a cabo esa transformación.

El secretario general de la Organización Iberoamericana de la Juventud (OIJ), el argentino Alejo Ramírez, considera que el mundo actual ‘necesita ser cambiado’ y que los jóvenes son quienes tienen la capacidad y muchas herramientas para llevar a cabo esa transformación.

“Estamos en un mundo que necesita ser cambiado y nadie puede aportar más cambio que las personas jóvenes”, apunta Ramírez durante una entrevista concedida a Efe en la sede de la OIJ en Madrid, en la que el secretario general califica de inconcebible que el 25 % de la población mundial -el que representa actualmente ese sector etario- “no sea tenido en cuenta para el desarrollo global”.

Como secretario general de la OIJ, “pido a los jóvenes que se involucren en el juego, que defiendan intereses propios y comunes; y a quienes pueden favorecer ese involucramiento que inviertan, que pongan más recursos”, reclama.

Los OMD (Objetivos de Desarrollo del Milenio), cuya vigencia concluye en 2015, no incluyeron ninguno vinculado a la juventud, por lo que desde 2013 la OIJ lleva a cabo, explica Ramírez, un “proceso de consultas” con gobiernos y organizaciones sociales para lograr que “los jóvenes sean tenidos en cuenta en el diseño” de los próximos ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible).

“Queremos que los gobiernos se impliquen. Queremos que sientan la responsabilidad de representar a los 1.400 millones de jóvenes del mundo; lograr que nuestros países pongan sobre la mesa el tema de juventud, porque somos una de las regiones más jóvenes del mundo y no podemos dejar que ese 25 % de población sea invisibilizado de nuevo”, argumenta.

Ese proceso concluirá en septiembre en la ciudad española de Burgos, en la que, en coincidencia con el inicio en las Naciones Unidas de la Asamblea que debatirá los ODS, se celebrará la XVII Conferencia iberoamericana de los responsables de juventud de los países miembros, que la OIJ organiza cada dos años, y de la que, en palabras de Ramírez, saldrá “una declaración muy clara”.

“Iberoamérica tiene una responsabilidad que supera los propios límites continentales. Creo que tenemos que involucrarnos en lo global, por los jóvenes de África, del resto de Europa, de Oceanía. Que Iberoamérica tenga una estructuración tan clara de los temas de juventud hace que tengamos una responsabilidad global”, insiste a este respecto.

La inseguridad asociada a la violencia es, según la I Encuesta Iberoamericana de Juventudes que este organismo presentó en julio pasado, el peor problema para los jóvenes, quienes, en el actual contexto económico global, además se ven afectados por el desempleo.

“Si ciertos programas de empleo (o formación) bien hechos y bien pensados se masificaran, los temas de integración, participación y educación serían verdaderos tractores de la inclusión juvenil. La sensación es que lo que se hace muy bien no se hace a escala”, denuncia Ramírez, quien cita los proyectos Oportunidades (México), Progresar (Argentina), Ceibal (Uruguay), Escuelas Abiertas (Guatemala) o Juventud Viva (Brasil) como ejemplos de políticas de apoyo a los jóvenes.
Mientras el índice de paro juvenil en Europa aumenta “en números”, en América Latina el problema es “el empleo informal”, según el secretario general, quien pide “una decisión más grande” de los estados para acabar con la precariedad.

Ramírez, que lleva trabajando 15 años en temas de juventud en gobiernos locales y nacionales en Argentina, asumió en abril de 2011 la Secretaría General de la OIJ, cargo que renovará en el encuentro de Burgos. La diversificación de las fuentes de financiación y las consultas con “referentes juveniles” para la encuesta y para la agenda post 2015, son, en su opinión, los logros de su gestión.

En “el tintero” se le queda, dice, no haberse “involucrado más en algún tema puntual, como el empleo”, aunque también recuerda que “el rol de la cooperación internacional” es el de “defender los intereses de los jóvenes” y eso, considera, lo cumple la Encuesta Iberoamericana, que espera reeditar en 2015.

La OIJ, creada en 1992, está integrada por 21 países- Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, República Dominicana, Uruguay y Venezuela. 

Etiquetas: