Jornada de emoción y gala

Miles de personas aclaman al nuevo rey en Madrid

1 / 5


El rey Juan Carlos recibe un beso de su esposa, la reina Sofía, mientras la nueva princesa de Asturias, Leonor, mira a la multitud desde el balcón del Palacio Real. A su lado, los reyes Felipe VI y Letizia. A la derecha, algunos de los miles de españoles que se reunieron en calles de Madrid para saludar a los monarcas en su paso hacia el Palacio
Arriba, manifestantes a favor del establecimiento de una república sin monarquía protestan en las calles de Madrid ante la proclamación del rey Felipe VI. Abajo, policías detienen a uno de los manifestantes durante las protestas
La nueva familia real, Felipe VI, la reina Letizia y sus hijas Leonor y Sofía, con los reyes Juan Carlos y Sofía


MADRID (EFE).- Cientos de miles de personas vivieron con emoción en las calles de Madrid la proclamación del rey Felipe VI, seguida en el resto de España a través de la televisión y de las informaciones de miles de periodistas acreditados para la cobertura de esta jornada histórica en el país.

Muchas ciudades españolas amanecieron engalanadas para la ocasión, en especial la capital, en una jornada soleada y calurosa, que coincidió con la festividad del Corpus Christi.

La céntrica Puerta del Sol exhibió una fotografía gigante de los Reyes en la fachada de la sede del Gobierno regional, y múltiples banderas de España en los balcones de todos los edificios.

También la sede del Ayuntamiento, en la plaza de Cibeles, lucía dos banderas gigantes de España, mientras que 700 autobuses de la ciudad portaban pequeños banderines encima de los espejos retrovisores.

Miles de personas con banderines de España recibieron entre vivas al rey Felipe VI y a la reina Letizia en las primeras horas de su reinado tras su proclamación solemne en las Cortes Generales.

Voluntarios del Ayuntamiento de Madrid repartieron 100,000 banderines entre las personas que querían presenciar el recorrido, que desde primera hora de la mañana se congregaron en la calles del trayecto que realizaron los nuevos reyes, el cual hicieron en un automóvil Rolls Royce descapotable, y en el que Felipe VI permaneció siempre de pié.

Con la ayuda de radios y teléfonos móviles o a través de las pantallas gigantes que han retransmitido el acto solemne, ciudadanos que siguieron la jura y el discurso de Felipe VI, que tras ser proclamado por las Cortes fue recibido en la calle entre gritos de “Viva España” y “Vivan los Reyes”.En Sevilla algunos de los monumentos más emblemáticos de la ciudad, como la Giralda, la Torre del Oro, la Plaza de Toros de la Maestranza y el Ayuntamiento, fueron engalanados con motivo de la proclamación del nuevo Rey.También cientos de turistas de visita en Madrid vivieron ayer la proclamación de Felipe VI con curiosidad y algunos con emoción por ser testigos de una jornada histórica en España.Es lo que le ha ocurrido a una estadounidense de 23 años, estudiante en Sevilla de paso por Madrid hacia el norte para hacer el camino de Santiago, que al llegar a la Puerta del Sol, centro del operativo de seguridad de la jornada, confundió el fuerte despliegue de medios policiales con una amenaza de golpe de Estado.Cerca de allí, en la Red de San Luis, un grupo de estudiantes americanos aportó a la fiesta sus gritos de “Spain, Spain” y otro de chinos, de intercambio en España, se han declarado “emocionados” por ser testigos de esta jornada, en la que participaban con una bandera en la que estaba escrito “Viva el Rey” y un póster de los reyes de tamaño pared.Rosana, colombiana de vacaciones en España con su familia, dijo que cree que Felipe VI “es una buena persona y una buena opción”, y se declaró contenta de poder vivir en persona “un espectáculo que nunca volverá a repetirse”.

Decreto | Escudo

El primer real decreto que firmará Felipe VI será el que regula su escudo de armas .

Armas propias

El rey Felipe contó con armas propias mientras fue Príncipe de Asturias.

Elementos eliminados

De su escudo se eliminaron elementos como el yugo y las flechas de los Reyes Católicos y la cruz de Borgoña roja.

Exclusivos de su padre

Esos elementos son ornamentos personalizados en la figura de su padre, el rey Juan Carlos. Permanecen elementos comunes como el cuartelado en cruz de Castilla, León, Aragón y Navarra.En el que será el nuevo escudo de Felipe VI, la corona de Príncipe será sustituida previsiblemente por la real -ocho diademas, de las que se ven cinco- y que refleja la naturaleza del Estado. Se mantendrá el Toisón de Oro como privativo de la Monarquía española junto a nuevos ornamentos decididos por Felipe VI.



Volver arriba