Italia, una de las principales metas del turismo arqueológico

Italia, una de las principales metas del turismo arqueológico

 

Por Mario Osorio Beristain

ROMA (Notimex).- Italia es el país con el mayor número de sitios considerados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, con lo que se ha consolidado como una de las principales metas del turismo arqueológico.

Según datos del ministerio de Bienes Culturales, en promedio 24 millones de turistas frecuentan anualmente los principales sitios arqueológicos italianos, concentrados fundamentalmente en la capital.

Los preferidos son el Pantheon, el templo en Roma dedicado a las divinidades de la antiguedad (construido por el emperador Adriano entre los años 118 y 128 de nuestra era), que concentra al 26.7 por ciento de los visitantes extranjeros.

Le siguen el Coliseo (edificado por Vespasiano en el año 72) al lado de las ruinas del Foro Romano y del Palatino, la colina donde según la leyenda fue fundada la Ciudad Eterna, visitados por el 21.6 por ciento del turismo arqueológico.

Más atrás se ubican las espectaculares ruinas de Pompeya, la ciudad cercana a Nápoles sepultada por le erupción del volcán Vesubio en el año 79 de nuestra era (9.8 por ciento de turistas) y las de Ostia antigua (el puerto romano) y Herculano (igualmente sepultada por la erupción del Vesubio).

También atraen a los turistas la Villa Adiana en Tivoli, las Termas de Caracalla y las de Dioclezano o el Castillo Sant’Angelo en Roma, o las ruinas de Paestum, en Campania.

El patrimonio italiano es, sin embargo, inestimable y se extiende a los largo y ancho de la península y también a las islas, como la de Sicilia, que en la antiguedad formaba parte de la Magna Grecia y en la que es posible admirar ruinas como las de Morgantina.

En esa zona también se encuentran las ruinas del Monte Jato, las de Selinunte, las de Heraclea Minoa, las de Siracusa o las del Valle de los Templos.

De acuerdo con el ministerio de Bienes Culturales, el turismo arqueológico deja cada año en promedio ingresos por 73 millones de euros, considerados muy pocos si se toma en consideración la vastedad del patrimonio italiano.

Datos del World Travel and Tourism Council aseguraron que Italia recibió en 2011 un total de 46.1 millones de turistas, muchos de los cuales se concentraron en las ciudades de arte y en las localidades de playa.

La misma fuente estimó que la industria turística en su totalidad contribuye con 147 mil millones de euros, equivalente al 9.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país y da empleo a 2.5 millones de personas.

Para Marxiano Melotti, docente de Turismo Arqueológico de la Universidad Bicocca de Milán, la tendencia actual para incentivar el turismo arqueológico son los ‘museos sensoriales’, en los que el visitante se acerca al mundo y la atmósfera de la antiguedad ‘sintiendo’ virtualmente sus perfumes, esencias y texturas.

Se trata, dijo, de usar la tecnología de vanguardia para reconstruir un ambiente del mundo antiguo que pueda ser apreciado a través de los cinco sentidos.

Otra tendencia, aseguró, es la de la profesionalización de los festivales de ‘disfraces’ en los que se reconstruye con trajes de época las costumbres del pasado.

Precisó que se trata de ofrecer al mercado un producto creíble y profesional y no sólo pedir una propina, como lo hacen quienes se disfrazan de gladiadores para impresionar a los turistas que visitan el Coliseo.

 




Volver arriba