Involucran a Tony Blair en el escándalo del espionaje telefónica

Involucran a Tony Blair en el escándalo del espionaje telefónica

Rebekah Brooks, exdirectora del desaparecido dominical “News of the World”, quien está procesada en relación con acciones de espionaje ilegal y por supuestos sobornos a funcionarios.- (AP Photo/Sang Tan)

Rebekah Brooks, exdirectora del desaparecido dominical “News of the World”, quien está procesada en relación con acciones de espionaje ilegal y por supuestos sobornos a funcionarios.- (AP Photo/Sang Tan)

LONDRES, Inglaterra.  (EFE).- El exprimer ministro británico Tony Blair ofreció a Rebekah Brooks, exdirectora del desaparecido dominical “News of the World”, actuar como asesor “no oficial” en pleno escándalo de las escuchas en la prensa, según un correo presentado hoy en el juicio sobre ese caso.

Los detalles de este correo electrónico salieron a la luz en el tribunal penal de Old Bailey, en Londres, donde Brooks está procesada en relación con el espionaje ilegal del “News of the World” y por supuestos sobornos a funcionarios, cargos que ella niega.

Entre otras cosas, el laborista Blair -en el poder entre 1997 y 2007- le recomendó a Brooks en julio de 2011, seis días antes de que fuese detenida, iniciar una investigación sobre el escándalo y se ofreció para actuar como asesor del magnate Rupert Murdoch y del hijo de éste, James Murdoch, propietarios del “News of the World”, clausurado a raíz del escándalo.

No obstante, el político laborista puntualizó a Brooks que se trataba de un asesoramiento “no oficial”, algo que debía quedar “entre nosotros”, de acuerdo con el correo electrónico.

La mención de esta ayuda está contenida en un correo que Brooks envió a James Murdoch (por entonces presidente de News International, que editaba el dominical) y fechado el 11 de julio de 2011, un día después del cierre de la publicación sensacionalista.

Además de Brooks, está procesado Andy Coulson, también exdirector del “News of the World” y antiguo portavoz de Comunicaciones del primer ministro británico, el conservador David Cameron.

Conforme a las notas de Brooks, Tony Blair le aconsejó, en una conversación telefónica que duró una hora, abrir una pesquisa independiente para “limpiar” su nombre, al tiempo que le pidió que fuera fuerte y que se tomara pastillas para dormir.

En concreto, Blair le recomendaba una investigación como la “Hutton”, realizada tras la muerte en 2003 de David Kelly, el experto del Ministerio de Defensa en armas de destrucción masiva.

Kelly se suicidó después de ser identificado como la fuente de controvertida noticia de la BBC que acusó al Gobierno de “exagerar” en un informe la amenaza del régimen de Bagdad, a fin de justificar la intervención militar en Irak en 2003.

La pesquisa “Hutton” exoneró a Blair y otros funcionarios del Gobierno sobre su participación en ese polémico informe.

A finales de esta semana, está previsto que la defensa de Brooks exponga sus argumentos.

Durante sus años en el poder, Tony Blair tuvo una estrecha relación con el magnate Rupert Murdoch, quien le apoyó abiertamente desde las portadas del periódico sensacionalista “The Sun” en las elecciones de 1997, en las que el Laborismo llegó al poder, después de que el tabloide respaldase durante años a los conservadores.

El caso de las escuchas estalló en 2011, tras revelarse el alcance de los pinchazos a teléfonos celulares de ricos y famosos que había practicado el dominical durante años.

El escándalo llevó a una revisión de las prácticas periodísticas en el Reino Unido por parte del juez Brian Leveson, quien recomendó introducir un estatuto para la autorregulación del sector.

En marzo de 2013, los tres principales partidos políticos del Reino Unido acordaron un nuevo marco regulador para la prensa escrita británica con el fin de proteger de posibles abusos, sin amenazar la libertad de expresión.

Etiquetas:, ,