Interrumpidos los aterrizajes en Stansted por fallos en el sistema

LONDRES (EFE).- Los aterrizajes en el aeropuerto británico de Stansted se vieron hoy interrumpidos durante “tres horas” después de que un avión dañara uno de los sistemas de control ubicados en pista.

Tras el incidente, la actividad aérea en el aeródromo de Essex (este de Londres) se ha restablecido, si bien la dirección ha advertido de que puede haber retrasos y cancelaciones.

Las autoridades aéreas británicas investigan el “incidente” ocurrido a primera hora de la mañana en ese aeropuerto, en el que un avión que hacía su entrada dañó parte del sistema de aterrizaje instrumental (ILS) de Stansted, que estaba en uso por la mala visibilidad debido a la niebla, según explicó el aeródromo.

Debido a los daños provocados en el ILS por ese avión, modelo “Gulfstream G550”, que pudo aterrizar de forma segura, el aeropuerto londinense no permitió que ningún avión aterrizara en sus pistas “durante tres horas”.

Stansted señaló que los vuelos que tenían su salida programada no resultaron afectados por lo ocurrido, si bien ha alertado de la posibilidad de retrasos y cancelaciones a causa de la alteración ocasionada en los aterrizajes.

“El NATS, responsable de las operaciones y mantenimiento del equipamiento ILS, tiene ingenieros en el sitio y trabaja ahora para resolver el problema y devolver al espacio aéreo a sus operaciones normales lo más rápido posible”, apuntó un portavoz del aeropuerto.

Como resultado de lo sucedido, los vuelos sufrirán “retrasos y cancelaciones” durante la jornada, alertó Stansted, que recomendó a los pasajeros “revisar el estado de sus vuelos en las websites de las aerolíneas”.

El ILS es un transmisor por radio que siguen los vuelos que realizan sus aterrizajes para poder tomar tierra en situaciones de mala visibilidad.

Por su parte, la aerolínea irlandesa de vuelos baratos Ryanair informó de que algunos de sus servicios tuvieron que ser desviados a los aeropuertos de Birmingham y East Midlands debido al incidente.




Volver arriba