Inaugura Merkel exposición sobre Primera Guerra Mundial

La canciller Angela Merkel visita la exposición “1914-2014. La primera Guerra Mundial” en el Museo Histórico de Alemania en Berlín, Alemania.- (EFE)

BERLÍN (Notimex).- La canciller federal alemana Angela Merkel inauguró hoy la exposición “1914-1918 La primera Guerra Mundial” en el Museo de Historia Alemana en Berlín, en el primer centenario del estallido de ese hecho bélico.

Se trata de la mayor exposición sobre la Primera Guerra Mundial, que comenzó el 28 de julio de 1914 y finalizó el 11 de noviembre de 1918, en este país.

Merkel declaró que la lección decisiva que dejó esa conflagración fue la creación de la Unión Europea, que surgió como resultado de la dolorosa historia del Continente. A ese ‘horror’ pertenecieron también la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) y el Holocausto.

Declaró que en Europa predomina en la actualidad la fuerza del derecho y no el derecho de los más fuertes.

Entre el 29 de mayo y el 30 de noviembre, el público podrá recorrer en el Museo de Historia Alemana esta reseña que ofrece una mirada general hacia la que ha sido globalmente reconocida como la “Gran Guerra”.

“Esta exposición tiene para nosotros un peso especial porque se centra también en las consecuencias del conflicto en todo el Siglo XX”, dijo Alexander Koch, presidente de la Fundación del museo Histórico, en el curso de una presentación ante la prensa.

“fue una guerra que tuvo a Europa como campo de batalla, una dimensión global”, señaló Koch al hacer alusión a que ahí lucharon soldados de todo el mundo y también porque tanto en las causas como en las consecuencias jugaron un papel las colonias en el mundo.

El 28 de junio de 1914 en Sarajevo, el asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria por parte de un nacionalista yugoslavo desembocó en la invasión del Reino de Serbia por parte de Austria-Hungría. En pocas semanas, Alemania invadió Bélgica y Luxemburgo.

En la guerra se vieron involucradas todas las grandes potencias industriales y militares de la época, divididas en dos alianzas. Por un lado los Aliados, cuyo núcleo lo componía la Triple Entente, formada por Reino Unido, Francia y el Imperio Ruso.

Por otro lado se encontraban las Potencias Centrales: el Imperio alemán y Austria-Hungría. Italia, que había sido miembro de la Triple Alianza junto a Alemania y Austria-Hungría, no se unió a las Potencias Centrales.

Austria, en contra de los términos pactados, fue la nación agresora que desencadenó el conflicto. Ambas alianzas sufrieron cambios en el curso del conflicto.

Fue ese uno de los conflictos más mortíferos de la historia de la humanidad, al causar entre 15 y 17 millones de víctimas entre soldados y civiles.

Koch habló de una ‘exposición impresionante y emocionante’ tanto para los visitante como desde un punto de vista científico. En los límites del espacio expositivo, el intento fue ofrecer ‘una multiperspectiva’.

‘Nos hemos orientado en las cuestiones actuales de la investigación. Luego nos preguntamos cuál sería la narrativa de esta exposición. La preparación fue intensiva. La fase de captación de los elementos fue larga y compleja’, reconoció.

El recorrido fue articulado alrededor de algunos grandes temas como ‘la escalada del conflicto’, ‘las víctimas’, ‘las consecuencias en el Siglo XX’ y ‘la industrialización del conflicto’. A su vez, los grandes temas están enfocados en áreas geográficas.

Todo esto está representado a través de obras de arte, periódicos de la época, textos, objetos de todos los días, pancartas de propaganda, armas, uniformes, muchas fotografías, mapas y videos documentales.

El administrador de la exposición, Andreas Mix, dijo a su vez que en una superficie de unos mil metros cuadrados están “unos 500 objetos, procedentes de la colección del Museo Histórico y de otros países como Francia, Reino Unido, Bélgica, Rusia, Estados Unidos, Israel”, y muchos más.

“Construimos un equipo de trabajo que se centró en superar la perspectiva alemana”, relató Koch y añadió que “los integrantes participaron en toda una serie de presentaciones de libros, conferencias y seminarios”.

De acuerdo con los organizadores, otro desafío fue ofrecer una mirada distinta a la de otra gran exposición dedicada a este tema y que tuvo lugar hace 10 años.

“Para hacer este  tipo de exposiciones hay que tener el coraje de dejar huecos”, reconoció Koch al dejar claro que debido a la intención de ilustrar la complejidad, la exposición sólo puede ofrecer miradas a una variedades de temas y no su profundización.- Olga Borobio




Volver arriba