Hombres armados toman un colegio electoral en Mariupol

Fotografía facilitada que muestra a soldados ucranianos en un campamento temporal cerca de un punto de control en Mariupol, Ucrania.- (EFE)

KIEV (EFE).- Un grupo de hombres armados tomó hoy un colegio electoral en la ciudad ucraniana de Mariupol, en la región insurgente oriental de Donetsk, informó la Comisión Electoral Central (CEC) de Ucrania, país donde se celebrarán elecciones presidenciales el próximo domingo.

Uno de los miembros de la comisión resultó herido cuando intentó ofrecer resistencia a los rebeldes prorrusos, que se han hecho fuertes en la oficina, informó un portavoz de la CEC a medios locales.

Según el CEC, a falta de cinco días para los comicios los insurgentes tienen bloqueadas las comisiones de 11 de las 34 circunscripciones electorales en las regiones rebeldes prorrusas de Donetsk y Lugansk.

En Donetsk, seis de las 22 comisiones están controladas por los rebeldes, mientras en Lugansk los sublevados han ocupado cinco de las 12.

Algunas oficinas han sido liberadas por las fuerzas de seguridad, pero la amenaza de que sean ocupadas de nuevo está presente, afirmó Konstantín Jivrenko, portavoz del CEC.

El alcalde de Donetsk, Alexandr Lukiánenko, expresó su intención de reunirse con los dirigentes de la autoproclamada república popular de Donetsk para que permitan la celebración de la votación el domingo.

Lukiánenko reconoció que el trabajo de tres de las cinco comisiones de circunscripción electoral en la ciudad está paralizado debido a la intervención de los milicianos.

En respuesta, uno de los líderes de la república que proclamó la independencia el pasado 12 de mayo, Miroslav Rudenko, aseguró que los insurgentes mantienen su boicot a las elecciones presidenciales.

El Gobierno ucraniano asume que existen municipios rebeldes como Slaviansk, Kramatorsk y Górlovka, donde los electores no acudirán a las urnas, unos por propia iniciativa y otros por temor a las represalias de los milicianos prorrusos.

“Somos muy conscientes y no engañamos a nadie de que en el grandísimo territorio que representan las regiones de Donetsk y Lugansk va a ser imposible garantizar la celebración normal de las elecciones”, aseguró ayer Arsén Avákov, ministro del Interior ucraniano.

Muchos miembros de los comités electorales locales en estas regiones se han negado a cumplir con sus obligaciones por temor a represalias contra ellos y sus familias, lamenta el CEC.

La Unión Europea y Estados Unidos consideran cruciales las elecciones, con el fin de legitimar a las autoridades que derrocaron en febrero pasado al presidente Víktor Yanukóvich.

Rusia, que acusa a las actuales autoridades ucranianas de dar un golpe de Estado, ha calificado las elecciones como “un paso en la buena dirección”, pero se ha abstenido de confirmar si reconocerá sus resultados.




Volver arriba