Hallan pipas del siglo XVI en excavaciones de Londres

Varias de las pipas de fumador del siglo XVI que han sido halladas en las excavaciones del proyecto ferroviario Thameslink, que cruzará Londres de norte a sur.- (EFE)

LONDRES (EFE).- Unas pipas de fumador del siglo XVI y maderas de miles de años de antigüedad fueron halladas en las excavaciones del proyecto ferroviario Thameslink, que cruzará Londres de norte a sur.

Según informó hoy Thameslink, también se encontraron diversos artefactos romanos y medievales en el área de Southwark, al sur de la capital británica, así como vigas de madera que datan de entre los años 59 y 83, y un jarrón para beber del siglo XIV.

Al parecer, las pipas son de arcilla y serían las primeras que se utilizaron en el Reino Unido, lo que ayuda a conocer un poco más sobre la vida de los londinenses en el siglo XVI.

Thamselink ha indicado que los artefactos son analizados por arqueólogos y serán entregados al Museo de Londres.

Todo parece indicar que el jarrón fue utilizado para servir cerveza en una casa de pueblo llamada Abbot of Waverley y ahora se expone en un pub cercano, el Wheatsheaf, en Southwark.

Según la comisaria del Museo de Londres, Jackie Keily, se estima que el jarrón fue construido en la localidad de Cheam, al sur de Londres, entre 1350 y 1440.

El director de comunicaciones de la red ferroviaria Network Rail, Nicky Hughes, dijo hoy que “el programa Thameslink, cuyo coste está estimado en 6,5 millones de libras (7,8 millones de euros o 10,8 millones de dólares), transformará el viaje en ferrocarril del norte al sur a través de Londres y facilitará más espacio y mejores conexiones”.

Con este proyecto, también se está modernizando la estación de London Bridge, una de las más antiguas de la ciudad, que tendrá más espacio y mejores instalaciones, añadió Hughes.

El programa consiste en ampliar la capacidad de la actual línea de trenes de cercanías que une la ciudad de norte a sur.

“Por arriba, la estación está sirviendo a 52 millones de pasajeros al año, pero debajo de ellos estamos excavando todos estos increíbles (artefactos) arqueológicos”, agregó.

Thameslink pertenece a la red ferroviaria británica, mientras que otro proyecto actualmente en construcción es el llamado Crossrail, que es completamente nuevo y unirá el este y el oeste de la ciudad.

Este último, no obstante, es subterráneo en la parte central de Londres y recorre la superficie en los límites de la ciudad.

El Crossrail, cuya construcción empezó en 2009 y está previsto que concluya en el año 2017, también ha hallado en los últimos años artefactos e incluso restos humanos.

El proyecto Thameslink también empezó a construirse en 2009 y se espera que quede terminado en 2018.




Volver arriba