Guardado se va a jugar a Alemania a cinco meses del Mundial

Alfonso Gil

El mexicano Andrés Guardado

VALENCIA, España  (EFE).- El futbolista mexicano Andrés Guardado ha dejado el Valencia para jugar lo que resta de temporada en el Bayer Leverkusen alemán, justo cuando faltan cinco meses para la disputa del Mundial de Brasil, en el que no tiene garantizada su presencia.

Tras no haber participado con la selección de su país en los partidos del tramo final de la ajustada clasificación de México para acudir a Brasil en los últimos meses de 2013, Guardado va a tener la oportunidad de mostrarse a partir de ahora en la Bundesliga.

Guardado cambia de aires tras haberse convertido en los últimos tiempos en uno de los futbolistas mexicanos que más protagonismo ha tenido en el fútbol español, donde ha jugado desde el año 2007.

Procedente del Atlas de su país, se incorporó en el verano de aquel año al Deportivo de La Coruña, club en el que militó cinco temporadas, la última de ellas la 2011-2012, en Segunda División, lo que no le impidió ser habitual en las convocatorias de su selección.

Guardado acumula en su currículum casi un centenar de partidos con la selección mexicana, una Copa América y dos mundiales (Alemania 2006 y Sudáfrica 2010).

En el verano de 2012 se confirmó el secreto a voces que había sido durante toda la campaña anterior su pase al Valencia, club en el que ha militado durante el último año y medio.

Guardado, futbolista zurdo nacido en 1986 en Jalisco, llegó muy joven, con 21 años, al fútbol español para actuar en posiciones ofensivas por la banda izquierda, pero su función varió notablemente tras su llegada al Valencia, donde ha sido mucho más utilizado como lateral izquierdo que en ataque.

Así ha sido con los cuatro técnicos que ha tenido en el club de Mestalla- el argentino Mauricio Pellegrino y el español Ernesto Valverde en la pasada temporada y, en la actual, el serbio Miroslav Djukic y desde finales de 2013, el también argentino, Juan Antonio Pizzi.

Su llegada al Valencia coincidió con el traspaso del internacional español Jordi Alba al Barcelona y con algunos problemas del equipo en el centro de la defensa, zona a la que se incorporó el francés Jeremy Mathieu, lateral izquierdo habitual hasta entonces.

Este año también se ha marchado el también lateral zurdo Ali Cissokho, lo que incrementó las posibilidades de que Guardado, al igual que le ocurrió al también extremo Juan Bernat, asumiera tareas defensivas.

Aunque casi siempre en tareas de contención, Guardado ha sido titular habitual en el Valencia desde su llegada al club y ha destacado por su trabajo, ya que en muchas ocasiones partía del lateral para constituirse en una opción ofensiva en el fútbol creativo de su equipo.

En la campaña 2012-2013, en la que no pudo lucir el dorsal 18 que le ha caracterizado a lo largo de toda su carrera (llevó el 17), disputó 44 partidos de competición oficial con su equipo, pero sólo marcó un gol.

Fue en un partido de Liga en el campo madrileño de Vallecas, donde con su tanto cerró la victoria por 0-4 del Valencia ante el Rayo Vallecano.

Esta temporada ha participado en veintidós de los 31 encuentros oficiales del equipo, del que ahora sale a pesar de haber sido habitual en las últimas alineaciones del Valencia.

Desde la llegada de Pizzi, Andrés Guardado ha contado más que Bernat en el lateral izquierdo, circunstancia que no ha impedido su marcha del Valencia en calidad de cedido hasta el final de la actual temporada.

Guardado deja momentáneamente la Liga española, en la que ha marcado trece goles en Primera División, doce de ellos con el Deportivo, y diez en Segunda también con el equipo gallego.




Volver arriba