Grabaciones de ministro Erdogan son un montaje

Grabaciones de ministro Erdogan son un montaje

ANKARA (EFE).- Un organismo científico estatal ha definido como “montajes” las conversaciones telefónicas filtradas entre el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, y su hijo Bilal, en las que hablaban sobre supuestas actividades corruptas, informaron hoy los medios turcos.

El Consejo de Investigación Científica y Tecnológica de Turquía (Tübitak), dependiente del Estado, indicó en un informe enviado a la fiscalía que las filtraciones contenían audio creado a partir de otras grabaciones del primer ministro.

“Lo que ha llamado nuestra atención en el montaje es el hecho de que se utiliza un método interesante de formación de las deseadas nuevas palabras usando sílabas tomadas de otras grabaciones”, indica el informe, según recoge el diario Hürriyet.

El primer ministro ya aseguró cuando salieron esas filtraciones en febrero que todo era un montaje y acusó a los seguidores de un influyente predicador islámico en el exilio de tratar de dañar su imagen para derribar el Gobierno.

El ministro de Ciencia, Nihat Isik, declaró que este informe muestra hasta que punto “el Estado paralelo” -así define el Gobierno a los seguidores del predicador Fethullah Gülen- estaba dispuesto a llegar para dañar a Erdogan y su familia.

Estas conversaciones, filtradas en Youtube, se difundieron semanas antes de las elecciones municipales de marzo, en la que el partido de Erdogan ganó con claridad, y dos meses después de iniciarse una investigación por corrupción que conllevó la dimisión de cuatro de sus ministros.

Erdogan ha calificado esas investigaciones como una “trama sucia” para dar un “golpe judicial”, y tras ella situó a los seguidores de Gülen, influyentes en instituciones clave como la judicatura y la Policía.

Desde diciembre el Gobierno ha reasignado a miles de policías y fiscales sospechosos de ser simpatizantes de Gülen, algo que la oposición ha criticado como un intento de entorpecer las investigaciones de corrupción.

En una de las conversaciones telefónica filtradas se escucha una voz parecida a la de Erdogan dando instrucciones a su hijo Bilal sobre cómo ocultar grandes sumas de dinero en metálico ante una inminente operación policial en diciembre.

Tras conocerse el dictamen de Tübitak, numerosos ingenieros de sonido, citados por los medios, han puesto en duda sus conclusiones y han recordado que se trata de un organismo muy politizado.

Alp Turac, uno de esos ingenieros, citado hoy por el diario BirGun, sostuvo que cualquier ingeniero concluiría que esa conversación era auténtica, y apuntó a la dificultad de crear en un montaje los sonidos de ambiente y los sentimientos que transmiten los protagonistas.




Volver arriba