Füle rechaza hablar “hoy” de la conveniencia de sanciones económicas a Rusia

Füle rechaza hablar “hoy” de la conveniencia de sanciones económicas a Rusia

 

BRUSELAS (EFE).- El comisario europeo de Política de Vecindad, Stefan Füle, rechazó hablar hoy sobre la conveniencia de imponer sanciones económicas a Rusia por su implicación en la crisis ucraniana, al considerar que si la Unión Europea (UE) decide aplicarlas será porque la “magnitud” de la situación lo justifique.

Füle señaló en una rueda de prensa que hablar hoy de la “aceptabilidad o no” de posibles sanciones económicas a Rusia entre los países de la Unión “no es la cosa más sabia que se pueda hacer” en este momento.

“Pero una vez llegue la situación que iniciase la tercera etapa, sería probablemente de tal magnitud que pensar en si las sanciones son apropiadas o no tendría una dimensión diferente que la discusión de hoy”, dijo el comisario, preguntado por el debate entre los Estados miembros sobre la conveniencia de pasar a una ronda de restricciones económicas a Rusia.

A juicio de Füle, discutir hoy esa posibilidad “me recuerda más a una discusión académica que de toma de decisiones políticas en sí”.

El responsable comunitario recordó que los líderes de la UE “dejaron muy claro desde el principio” de la crisis ucraniana que, “dada su gravedad, serían serios en su reacción”.

Así, apuntó que desde entonces los Estados miembros definieron unas etapas con medidas restrictivas “no para castigar a Rusia, sino para crear las condiciones para que la diplomacia trabajara por hallar una solución pacífica a favor de una Ucrania próspera y pacífica”.

Reunidos en Bruselas en marzo, los jefes de Estado y Gobierno de la UE “dejaron absolutamente claro” que, si no se rebaja la tensión y se produce una escalada mayor de los acontecimientos en Ucrania, “estarían dispuestos a comprometerse en la tercera fase de las sanciones, que implicarían la economía y las finanzas”.

Por el momento, la UE permanece en la llamada fase dos de medidas restrictivas a Rusia, consistente en congelar los bienes y prohibir viajar a territorio comunitario de personas rusas o ucranianas que amenacen la soberanía e integridad territorial de Ucrania.

Según Füle, “corresponde a los Estados miembros decidir el momento” en que podrían aplicar nuevas sanciones y de qué tipo.

También indicó que la Comisión Europea “ha trabajado muy duro en la preparación de suficiente información para los Estados miembros para que tomen una decisión de manera equilibrada, teniendo en cuenta el impacto de las sanciones en los propios Estados miembros”.

La CE, a petición del Consejo Europeo, trabaja en un informe sobre las consecuencias que la aplicación de sanciones económicas a Rusia podría tener en los Veintiocho, de los cuales algunos países son especialmente dependientes del gas ruso que les llega a través de Ucrania.

Los embajadores de los países de la Unión tienen previsto en una reunión hoy en Bruselas abordar la situación en Ucrania y discutir sobre la conveniencia de convocar un Consejo de Ministros de Exteriores de la UE extraordinario para tratar el asunto.




Volver arriba