Familia británica abandona su casa por invasión de arañas

Familia británica abandona su casa por invasión de arañas

LONDRES (EFE).- Una familia británica tuvo que abandonar su vivienda durante cuatro días y fumigarla, al descubrir que su casa había sido infestada por un nido de arañas en unos plátanos comprados en un comercio de su barrio, informan hoy medios locales.

El padre de la familia, Jamie Roberts, de 31 años y con miedo a las arañas, observó el pasado 23 de febrero que las piezas de fruta que había comprado tenían motas blancas, aunque pensó que “solo era moho”, según el tabloide “Daily Mail”.

“Supe que algo iba mal cuando me di cuenta de que también había marcas blancas en el alféizar de la ventana de la cocina y en las cortinas y pude ver que tenían patas diminutas. Entonces me di cuenta de que eran arañas”, relató Roberts al diario.

A continuación, sin gran preocupación, barrió los puntos que encontró y las arañas se pusieron en movimiento, lo que provocó el pánico de la familia.

“Parecía una situación salida de una película de terror”, aseguró Roberts, que llamó a la tienda de la cadena “OneStop” en la que había comprado la fruta y desde allí enviaron un equipo de control de plagas a la vivienda, en el condado de Staffordshire (centro de Inglaterra).

“Fue espantoso”, apuntó Roberts, quien a pesar de que los arácnidos aún no ha sido identificados oficialmente considera por su parecido que pertenecen a la especie de “arañas errantes brasileñas”, conocidas como “arañas del banano”, que son agresivas y venenosas.

Durante los cuatro días que permanecieron fuera de su casa, los hijos de la familia, de siete y ocho años, se quedaron con su abuela materna, mientras que el matrimonio se alojó en un hotel, costeado por la cadena “OneStop”, precisó el rotativo.

El equipo de control de plagas actuó durante 24 horas en el inmueble y les recomendó permanecer tres días más fuera de él, hasta que desaparecieran los gases usados durante el proceso.

Un portavoz de la cadena de tiendas dijo al “Daily Mail” que este caso es “extremadamente raro” y que están investigando sus causas.




Volver arriba