Faltan evidencias para mantener a Leopoldo López en prisión

Faltan evidencias para mantener a Leopoldo López en prisión

MADRID (Notimex).- El dirigente opositor venezolano Leopoldo López permanece en prisión en espera de decidirse su juicio “sin que hasta ahora se haya exhibido ninguna evidencia válida en su contra”, afirmó el director de Américas de Human Right Watch, José Miguel Vivanco.

En un artículo de opinión publicado este miércoles en el diario español El País, consideró que López está a merced de una jueza que en cualquier momento puede ser removida por instancias judiciales afines al Estado chavista y que carecen de independencia.

Criticó que la detención de López, lo mismo que la acusación contra su segundo en la estructura opositora, se hizo sin ofrecer pruebas algunas en su contra a pesar del cúmulo de cargos que se le señalan, mientras que sobre los sucesos en la calle la Fiscalía “a regañadientes da algunos pasos”.

Cuestionó que la única novedad del caso la aportó el diario Ultimas Noticias, al revelar que fueron uniformados junto con civiles armados los presuntos autores de las muertes durante las manifestaciones del 12 de febrero, ante lo que la Fiscalía debió eliminar cargos de homicidios a López.

Vivanco descartó que López pueda ser liberado próximamente, primero porque se le acusa de asociación para delinquir, un delito tipificado con 10 años de prisión, y segundo porque los plazos de sobreseimiento (en caso de falta de pruebas) no se respetan en Venezuela.

Explicó que a ello se suma la situación de la jueza que lleva su caso, ya que difícilmente podría asumir que hay falta de pruebas en un sistema en que, por ejemplo, se creó un antecedente al detenerse a otra jueza en 2009 por liberar a un opositor y aún continúa sujeta a proceso penal.

Por ello, sostuvo que los jueces no solo temen perder su empleo sino ir presos por el tipo de decisiones contrarias a los intereses del gobierno, por lo que el futuro de la jueza que lleva el caso de López es también parte en este caso.

Agregó que si bien la Organización de Estados Americanos (OEA) poco pudo hacer para tratar este caso, se duda que la reunión de cancilleres de la Unasur en Chile pueda tener respuesta que exijan al Estado venezolano asumir sus responsabilidades de respetar los derechos humanos.

Etiquetas: