España adelantó a Francia en 2013 en producción de vino y quedó segunda

 

PARÍS (EFE).- España se convirtió el pasado año en el segundo país del mundo en producción de vino, por detrás de Italia, al adelantar a Francia gracias a un incremento del 31 % respecto a 2012 hasta 42,7 millones de hectolitros, según la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV).

El tirón de España tuvo que ver con una vendimia récord (fueron 50,6 millones de hectolitros, si se suma al vino el zumo y el mosto), que tuvo como corolario la no vinificación de un volumen nunca alcanzado de 7,9 millones de hectolitros, frente a los 56 millones habitualmente, señaló la OIV en un comunicado.

Italia se mantuvo en cabeza mundial con 44,9 millones de hectolitros y un alza del 2 %, mientras que Francia pasó a la tercera, con una progresión igualmente del 2 % a 42 millones, a mucha distancia del cuarto, Estados Unidos, con 22 millones (+7 %).

A continuación se situaron Argentina, que con un salto del 27 % llegó a 15 millones de hectolitros se colocó en un nivel “conforme a su potencial” -según la OIV-, y Chile, con una producción récord de 12,8 millones (+2 %), que pasó por delante de China- 11,7 millones, como consecuencia de un bajón del 15 %.

Por detrás venían Sudáfrica con 11 millones de hectolitros (+4 %), Alemania con 8,3 millones (-8 %), Portugal con 6,7 millones (+7 %), Rumanía 4,3 millones (+29 %) y Grecia 3,7 millones (+19 %).

La superficie de viña en el mundo se mantuvo estable en 7,436 millones de hectáreas, y lo más significativo fue que el ritmo de disminución en la Unión Europea bajó en paralelo al fin del programa comunitario de regulación de la producción.

La Unión Europea, que había visto reducir la superficie de sus viñas en 54.000 hectáreas en 2012, al año siguiente sólo experimentó un recorte de 19.000 hectáreas.

El viñedo español, con 1,023 millones de hectáreas (5.000 hectáreas más que un año antes), se destacó todavía más como el mayor de Europa por encima del francés (794.000 hectáreas, 6.000 menos que en 2012) y del italiano (752.000 hectáreas, 7.000 menos).

Fuera del Viejo Continente, las mayores extensiones dedicadas a la vid en 2013 se dieron en China (600.000 hectáreas, 20.000 más que en 2012), Turquía (504.000 hectáreas, 7.000 más), Argentina (224.000, 3.000 más) y Chile (207.000, 2.000 más).

La OIV hizo notar que la recuperación esperada del consumo de vino que marque el fin de la crisis económica iniciada en 2008 “sigue tardando en manifestarse”, ya que según sus estimaciones en 2013 se situó en una horquilla de entre 234,4 y 243,1 millones de hectolitros.

Si se toma el centro de esa horquilla, la demanda bajó un 1 % a 238,7 millones de hectolitros.

El consumo había sido de 241,2 millones de hectolitros en 2012, de 241,2 millones en 2011, de 240,3 millones en 2010 y 240,9 millones en 2009.




Volver arriba