España abre esta semana una nueva página de su historia

España abre esta semana una nueva página de su historia

 

MADRID (EFE).- España cierra esta semana casi cuatro décadas de reinado de Juan Carlos I, el monarca que capitaneó la transición hacia la democracia, y abre el reinado de su hijo, Felipe VI.

El martes 17 de junio se aprobará en el Senado español la ley orgánica que dará cauce a la abdicación de Juan Carlos de Borbón, después de que el Congreso lo hiciera por una amplia mayoría el pasado miércoles.

No se esperan sorpresas, al contar con el respaldo de los dos grandes partidos, el gubernamental Partido Popular (PP, centroderecha) y los socialistas (PSOE).

Una vez que el proyecto de ley obtenga la luz verde en el Senado, podrá ser sancionada por el rey Juan Carlos y entonces será efectiva su abdicación.

El momento en que el monarca estampe su firma sobre la ley estará revestido de la máxima solemnidad, y para ello, se ha elegido como escenario el Salón de Columnas del Palacio Real, el mismo en el que se firmó el Tratado de Adhesión de España a la Comunidad Europea, el 12 de junio de 1985.

En esta ceremonia, prevista para el miércoles 18 de junio a las 18.00 horas (16.00 GMT), estarán presentes unos 150 invitados.

Sancionada y promulgada la ley por Juan Carlos de Borbón, sólo quedará su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), prevista para las 00.00 horas del jueves 19 de junio.

Entonces Felipe VI será rey de España, y su hija mayor, Leonor, Princesa de Asturias, título que corresponde al heredero de la Corona.

La jornada del jueves 19, día de la proclamación de Felipe VI ante las Cortes, comenzará con un acto castrense en el Palacio de la Zarzuela, residencia oficial de los reyes.

Juan Carlos de Borbón impondrá a Felipe VI el fajín de capitán general de los Ejércitos, un rango que, de acuerdo con la Constitución, adquiere como jefe del Estado.

Media hora más tarde, los reyes Felipe y Letizia partirán rumbo al Congreso, donde se espera que lleguen hacia las 10.30 horas (08.30 GMT).

El rey Felipe, vestido con uniforme de gala del Ejército de Tierra, prestará juramento de acatamiento a la Constitución y las leyes de acuerdo con lo establecido en la propia Carta Magna, y pronunciará su primer discurso del reinado, donde expondrá sus ideas principales.

Durante este fin de semana en el Congreso se sigue trabajando para tener el hemiciclo dispuesto para dar cabida a los casi 700 diputados y senadores que, junto a las altas instituciones del Estado, asistirán a la proclamación.

Al término de la ceremonia, los reyes Felipe y Letizia junto a sus dos hijas presidirán un desfile militar y después arrancará un recorrido en automóvil por las principales calles del centro de Madrid, engalanadas para la ocasión, hasta llegar al Palacio Real.

Desde el balcón principal del Palacio, Felipe VI y la reina Letizia saludarán a los ciudadanos. Les acompañarán sus dos hijas y los reyes Juan Carlos y Sofía, por lo que podrá verse a la familia real al completo.

Después, los reyes presidirán una recepción en el Salón del Trono, a la que está previsto asistan alrededor de mil invitados.

Según la Casa del Rey, los actos de abdicación y proclamación se han diseñado bajo la filosofía de que tengan la “solemnidad y dignidad” que requieren unos acontecimientos históricos “junto a los criterios de austeridad que recomiendan los tiempos que corren”.




Volver arriba