En vigor ley para derribo de avionetas sospechosas

En vigor ley para derribo de avionetas sospechosas

TEGUCIGALPA, Honduras (EFE).- La Ley de Exclusión Aérea que le permite a Honduras el derribo de avionetas sospechosas de transportar droga entró hoy en vigor tras su publicación en el diario oficial La Gaceta.

La nueva ley, que fue aprobada en enero pasado por el Parlamento hondureño, prohíbe el sobrevuelo de aeronaves que no se identifiquen entre las 18,00 y 06,00 horas locales (00:00 y 12:00 GMT) en la zona de exclusión que abarca los departamentos caribeños de Gracias a Dios y Colón, y el colindante Olancho, oriente.

Las avionetas no identificadas ni autorizadas para sobrevolar territorio hondureño serán sometidas “al uso progresivo de la fuerza” tras haberse cumplido un proceso de “indagación, interceptación, persuasión, convencimiento y como uso máximo la neutralización definitiva de la amenaza”, subraya la norma legal.

El derribo de las aeronaves, cumpliendo normas internacionales, será ordenado por el secretario de Defensa, señala la ley.

Al respecto, el titular de Defensa, Samuel Reyes, dijo al programa Frente a Frente, de Canal 5 en Tegucigalpa, que Honduras cuenta con los medios necesarios para cumplir con el nuevo mandato para “recuperar la paz y la tranquilidad en el territorio hondureño”.

Agregó que Honduras, dentro de sus limitaciones, necesita equipar parte de su aviación, y que lo ideal sería contar con alguna cooperación externa, pero que cuando eso no es posible hay que hacer frente con los recursos propios disponibles.

“Al final lo que tenemos que hacer como país es definir nuestras prioridades, y si dentro de esas prioridades está proteger el espacio aéreo hondureño, proteger nuestro espacio marítimo y nuestro territorio, hay que hacer lo que tengamos que hacer para lograr ese objetivo”, añadió el alto funcionario.

El presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, reiteró el día que tomó posesión, el 27 de enero pasado, que hará “lo que tenga que hacer” para garantizarle “paz y seguridad” a sus compatriotas, y le advirtió a delincuentes y narcotraficantes que “se les acabó la fiesta”.

Reyes subrayó que los países vecinos de Honduras y donde operan los narcotraficantes ya están enterados de la nueva ley hondureña, la que según él, ya comenzó a dar resultados porque se ha reducido el sobrevuelo de avionetas en el espacio aéreo nacional.

Entre otros recursos para ejercer un mejor control de su espacio aéreo el país centroamericano recibirá en los próximos días un sistema de radares fabricados en Israel, adquirido con recursos propios, según dijo hoy el comandante de la Fuerza Aérea Hondureña (Fah), Jorge Alberto Jiménez López.

Sobre la nueva ley hondureña, el subsecretario de Estado de EE.UU. para Antinarcóticos y Seguridad, William Brownfield, dijo en febrero pasado en Tegucigalpa que cada país tiene sus leyes, pero que “nadie quiere ver derribados aviones o avionetas de inocentes”.

“En otras palabras, nadie quiere errores en ese sentido. Esos son dos puntos de coincidencia bastante importantes (con Tegucigalpa)”, subrayó el diplomático estadounidense, que visitó Honduras dentro de una gira que además lo llevó a Guatemala.

El día que asumió el poder, el presidente hondureño también invitó a EE.UU. a que brinde más ayuda al combate del narcotráfico.

Además, recalcó que mientras para Estados Unidos el problema de la droga solamente es un asunto “de salud”, para los centroamericanos es de “vida o muerte”, por las personas que mueren a causa de ese flagelo.




Volver arriba