El régimen sirio acusa al mediador internacional de excederse en el cargo

 

DAMASCO (EFE).- El ministro sirio de Información, Omran al Zubi, acusó hoy al mediador internacional, Lajdar Brahimi, de haberse excedido en el cargo por haber expresado su preocupación ante una posible convocatoria de elecciones en Siria.

“Brahimi debe respetar su puesto como mediador y ser honesto y neutral con el lenguaje que utiliza”, dijo Al Zubi, citado por la televisión oficial.

De esta forma, el Gobierno de Damasco reaccionaba a unas declaraciones realizadas ayer por el enviado especial de la ONU y la Liga Árabe, que advirtió de que la posible convocatoria de comicios presidenciales en Siria pondría fin al incipiente proceso de diálogo entre las autoridades y la oposición.

“Si hay elecciones, sospecho que la oposición, toda la oposición, no estará interesada en hablar con el Gobierno”, afirmó Brahimi.

Al Zubi afirmó que el mediador no está autorizado ni corresponde a su función hablar de las elecciones en Siria.

Destacó que sus palabras “son coherentes con las que utilizó ante la delegación de la oposición en Ginebra 2 y con la política estadounidense”.

En las últimas horas, el Parlamento sirio aprobó parte de un proyecto de ley electoral, que permite por primera vez en décadas que se presenten varios candidatos a los comicios presidenciales, aunque las normas dificultan que se postulen gran parte de los opositores exiliados.

Aún no se ha fijado fecha para los comicios, pero se espera que sean convocados este año, ya que el mandato del presidente sirio, Bachar Al Asad, expira el próximo 17 de julio y, según la Constitución, debería haber elecciones entre 60 y 90 días después.

Las última ronda de negociaciones entre el régimen y la oposición siria se cerró el 15 de febrero en Ginebra, sin ningún tipo de acuerdo por las grandes diferencias entre las partes.

Siria es escenario de un conflicto, que cumple mañana el tercer aniversario de su inicio y que ha causado más de 146.000 muertos, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.




Volver arriba