El príncipe belga Lorenzo, en coma inducido

BRUSELAS (EFE).- El príncipe Lorenzo de Bélgica, de 50 años y hermano menor del rey Felipe de los belgas, se encuentra en coma inducido, un estado provocado por los médicos para tratarle de la neumonía que sufre, confirmó hoy el Palacio Real.

Pese a la enfermedad, que le mantiene hospitalizado desde hace prácticamente una semana, el príncipe está “estable”, ha explicado el portavoz real Pierre-Emmanuel De Bauw a la agencia Belga.

Junto a Lorenzo, ingresado en el centro clínico universitario Saint-Luc, se encuentran Felipe y Matilde, quienes cancelaron el pasado domingo el viaje oficial que tenían previsto realizar a Madrid este martes tras conocerse la muerte del expresidente del Gobierno español, Adolfo Suárez, por respeto al duelo nacional.

También está muy pendiente de él su esposa, la princesa Claire Louise Coombs, con la que contrajo matrimonio en 2003.

El Palacio Real ha aprovechado para desmentir los rumores de que lo que ha llevado al príncipe a la hospitalización fuera una depresión derivada de problemas en el matrimonio con la princesa Claire y la reducción del tren de vida a la que le ha obligado la reducción de su dotación, de 5.000 euros mensuales.

Una depresión sí llevó sin embargo al hermano pequeño del rey a ser hospitalizado en 1999.

Lorenzo, tercer hijo de Alberto II, nacido el 19 de octubre de 1963, está considerado el “enfant terrible” de la Casa Real belga.

El hijo menor de Alberto y Paola se ha visto involucrado en varios escándalos e incluso la misma Casa Real belga evitó que asistiera a los actos oficiales de la fiesta nacional en 2011 y el Parlamento le advirtió de que podía retirarle la asignación que le corresponde como miembro de la familia real.

En las navidades de 2006, el propio soberano llamó al orden a su hijo para que enderezara su comportamiento durante el discurso tradicional de final de año.

Lorenzo y Claire son padres de Louise Sophie, nacida en 2004, y de los gemelos Nicolas Casimir y Aymeric Auguste, en 2005, y en los últimos meses la prensa belga se hizo eco de posibles problemas en el matrimonio.

El último acto oficial al que acudió Lorenzo de Bélgica fue el pasado 16 de febrero cuando se celebró el compromiso de su sobrino, el príncipe Amadeo de Bélgica, con la periodista italiana Elisabetta Maria “Lili” Rosboch von Wolkenstein.

El evento reunió en Bruselas a toda la familia real a excepción de la reina Fabiola, que por su avanzada edad ya casi no acude a actos oficiales.



Volver arriba