El presidente del SPD, ministro de Economía en la gran coalición de Merkel

 

BERLÍN (EFE).- El presidente del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), Sigmar Gabriel, será ministro de Economía y Energía, además de vicecanciller, en la nueva gran coalición de la canciller Angela Merkel.

Así lo anunció hoy la dirección del SPD desde su sede central en Berlín, al difundir en rueda de prensa los nombres de los dirigentes del partido que ocuparán los seis ministerios que les corresponden según lo pactado en el acuerdo de gobierno.

El Ministerio de Asuntos Exteriores recaerá en el hasta ahora jefe del grupo parlamentario socialdemócrata, Frank-Walter Steinmeier, que ya desempeñó este cargo en la primera legislatura de Merkel (2005-2009), también una gran coalición de conservadores y socialdemócratas.

La secretaria general del SPD, Andrea Nahles, obtendrá la cartera de Empleo y Asuntos Sociales; y la actual tesorera de la formación, Barbara Hendricks, ocupará el Ministerio de Medio Ambiente y Seguridad Nuclear.

Manuela Schwesig, hasta ahora ministra de Trabajo, Igualdad y Asuntos Sociales en el estado federado de Mecklemburgo-Antopomerania (noreste de Alemania), se encargará del Ministerio de Familia, Mayores, Mujeres y Jóvenes.

Heiko Maas, actual ministro de Economía en el estado federado de Sarre (oeste), pasará a encargarse del Ministerio de Justicia y Protección del Consumidor.

Está previsto que la Unión Cristianodemócrata (CDU) y la Unión Socialcristiana (CSU) anuncien esta tarde los nombres de las personas que ocuparán los ministerios que les corresponde designar a estas dos formaciones, las otras dos que gobernarán en coalición con los socialdemócratas.

La CDU nombrará cinco ministros (sin contar el puesto de canciller), entre los que destaca la codiciada cartera de Finanzas, que presumiblemente mantendrá Wolfgang Schäuble, por insistencia personal de Merkel.

El SPD anunció ayer que sus bases apoyan de forma mayoritaria que la formación entre en un gobierno de coalición con el bloque conservador encabezado por Merkel, lo que despejó el camino a que la líder cristianodemócrata pueda ser investida canciller este martes para una tercera legislatura con el respaldo parlamentario sólido.

Casi el 76% de los que votaron en la consulta vinculante organizada por el SPD optaron por el “sí”, en una iniciativa inédita en la que participaron más del 77% de los 475.000 militantes de la formación.

El bloque conservador (CDU/CSU) ganó las elecciones del pasado 22 de septiembre con una amplia ventaja y se quedó a apenas cinco escaños de la mayoría absoluta, pero sus socios tradicionales -los liberales- quedaron fuera del Bundestag (Cámara baja) con su peor resultado histórico y Merkel se vio forzada a buscar un nuevo socio.

Tras tantear al SPD y a Los Verdes, la canciller abrió negociaciones formales sólo con los socialdemócratas, con los que negoció durante un mes un acuerdo de coalición.




Volver arriba