El Gobierno crimeo dice que nacionalizará toda la propiedad pública ucraniana

 

SIMFERÓPOL(EFE).- Todas las empresas y demás propiedades públicas ucranianas en territorio de Crimea serán nacionalizadas en caso de que la autonomía rebelde se reunifique con Rusia, anunció hoy el viceprimer ministro de esta república ucraniana, Rustam Temirgalíev.

“Todas las empresas estatales de Ucrania serán nacionalizadas y pasarán a la propiedad de la autonomía de Crimea”, dijo el número dos del autoproclamado Gobierno crimeo instantes después de que el Parlamento de la región adoptara la decisión de unirse a Rusia y celebrar un referéndum sobre esta cuestión el próximo 16 de marzo.

Al mismo tiempo, aseguró que las propiedades privadas “serán reguladas de acuerdo a la legislación rusa”.

También adelantó que Crimea está preparada para abandonar la moneda ucraniana e integrarse en el rublo ruso.

Precisó además que el referéndum sobre la reunificación con la Federación de Rusia o la permanencia en Ucrania es necesario “para que los crimeos refrenden esta decisión del Parlamento” regional.

“Nadie está hablando de la guerra, nadie quiere la guerra”, dijo Temirgalíev, quien añadió que a partir de hoy las Fuerzas Armadas rusas desplegadas en la península, que formaba parte de Rusia hasta 1954, serán consideradas legales, y el resto, tropas “de ocupación”.

El viceprimer ministro de Crimea estimó que más del 70 por ciento de la población votará a favor de la reunificación con Rusia, y aseguró que en caso contrario “el Consejo Superior de Crimea se disolverá como un órgano que no cuenta con la confianza” de sus ciudadanos.

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha sido informado del deseo de Crimea de incorporarse a la Federación Rusa, señaló el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Crimea está poblada por unos dos millones de personas, de las cuáles el 60 por ciento son rusos, el 26 por ciento ucranianos y el 12 por ciento tártaros, favorables a mantener la región dentro de Ucrania.

Las nuevas autoridades de Kiev no reconocen al Gobierno “títere” de Simferópol, que a su vez considera ilegítimo al Ejecutivo central y siguen considerando como el presidente de Ucrania al depuesto Víktor Yanukóvich, refugiado en Rusia.




Volver arriba