El G7 calificará de “farsa” las elecciones presidenciales en Siria

BRUSELAS (EFE).— Los líderes del G7 calificarán hoy de “farsa” las elecciones presidenciales del martes en Siria y afirmarán que “no hay futuro” para Bachar al Asad, según el borrador del comunicado que prevén aprobar los siete países más ricos y al que ha tenido acceso Efe.

“Denunciamos la farsa de las elecciones presidenciales del 3 de junio- no hay futuro para Assad en Siria”, indicarán EEUU, Francia, Reino Unido, Italia, Alemania, Canadá y Japón tras la cena del G7, dedicada a la política exterior.

“Respaldamos de nuevo el comunicado de Ginebra, que insta a un ente dirigente de transición con plenos poderes ejecutivos y acordado por consenso mutuo, basado en la visión de una Siria unida, incluyente y democrática”, indicarán los líderes según ese documento.

Siria celebró el martes elecciones presidenciales a los que se ha postulado el presidente sirio, Bachar al Asad, junto al diputado de la oposición tolerada Maher Abdel Hafez Hayar y el exministro Hasan Abdalá al Nuri.

La votación se desarrolló únicamente en las zonas bajo control del régimen de Damasco y Al Asad, en el poder desde 2000, ha sido reelegido con el 88,7 % de los votos en las elecciones.

El G7 se mostrará además “profundamente preocupado” por las informaciones que apuntan al “uso repetido de agentes químicos” por parte del régimen de Damasco e instará a “todas las partes a cooperar plenamente con la misión de investigación de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ)”.

En este sentido, el G7 urgirá a Damasco a garantizar el “pronto traslado” fuera del país árabe de las restantes reservas de armas químicas para que puedan ser eliminadas, a destruir inmediatamente sus instalaciones de producción y a responder a la OPAQ todas las preguntas con respecto a su declaración.

Los líderes de los siete países más ricos del mundo condenarán además la “brutalidad” del régimen de Asad que caracteriza un conflicto que ha matado a más de 160.000 personas y ha dejado a 9,3 millones necesitados de la ayuda humanitaria internacional.

Por ello condenarán la violación del Derecho Humanitario Internacional y “el uso indiscriminado de artillería y de bombardeos aéreos” por parte del régimen sirio.

El G7 deplorará asimismo el veto de Rusia y de China para sacar adelante una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU autorizando la transferencia a la Corte Penal Internacional (CPI) de la situación siria y exigiendo la rendición de cuentas por “graves y continuos crímenes” cometidos en el país árabe.

Los líderes de las siete mayores potencias del mundo afirmarán además que “hay pruebas de que grupos extremistas perpetraron graves abusos de los derechos humanos, y reiterarán que “todos los responsables (…) deben responder por sus actos” ante la Justicia.

Saludarán además el compromiso de la Coalición Nacional y del Ejército Libre de Siria a respetar el Derecho Internacional, y reafirmarán su compromiso a apoyar a los países vecinos que se han visto afectados por “la carga de los flujos de refugiados sirios”.

En este contexto deplorarán el incumplimiento por parte de Damasco de la resolución de la ONU sobre asistencia humanitaria e instarán a todas las partes en el conflicto a permitir a todos los necesitados el acceso a ayuda, incluida a la transfronteriza y en las zonas de conflicto.

El G7 pedirá además a la comunidad internacional a contribuir para hacer frente a las “enormes necesidades de financiación” que requiere la ayuda humanitaria en Siria y los países vecinos.

Por último, “acordará intensificar sus esfuerzos para hacer frente a la amenaza que se deriva de los combatientes extranjeros que viajan a Siria” cuando regresan a sus países de origen.




Volver arriba