El exmagnate ruso Jodorkovski arenga a los ucranianos en el Maidán de Kiev

 

KIEV (EFE).- El exmagnate ruso Mijaíl Jodorkovski, liberado el pasado diciembre tras una década en la cárcel, arengó hoy a miles de manifestantes en el Maidán (plaza de la Independencia) de Kiev, donde deseó éxito a las nuevas autoridades ucranianas.

“Rusia, levántate”, gritaban los manifestantes después de que el antiguo opositor ruso les animara con palabras del héroe nacional ucraniano Taras Shevshenko- “Luchad, imponeos, Dios os ayudará”.

Jodorkovski dijo a los congregados que, desde su llegada ayer a Kiev, ha hablado con mucha gente y ha llegado a la conclusión de que “la propaganda rusa, como siempre, miente”.

“Aquí no hay más fascistas que en Moscú o en San Petersburgo”, aseguró el que fuera “enemigo número 1” del presidente ruso, Vladímir Putin, en alusión a las acusaciones de Moscú de que el nuevo poder de Kiev está en manos de extremistas.

Todo lo que hacía el antiguo régimen de Víktor Yanukóvich “lo hacía con el permiso del poder ruso”, añadió Jodorkovski, mientras la multitud clamaba “vergüenza”.

Afirmó que “sentía ganas de llorar” cuando veía en la televisión a los activistas del Maidán, el bastión de las protestas, enfrentándose con escudos caseros a “las armas automáticas”.

También se refirió a los activistas que en Rusia y Ucrania se arriesgaron a muchos años de cárcel por asistir a mítines opositores.

Asimismo, se mostró convencido de que “Ucrania y Rusia irán unidas por el camino del desarrollo europeo”.

Jodorkovski, considerado por defensores de los derechos humanos de todo el mundo como el preso político más importante de la Rusia de Putin, pasó diez años en la cárcel tras ser condenado a casi catorce años por varios delitos económicos.

El fundador de la petrolera Yukos fue liberado el 21 de diciembre pasado en virtud de un indulto general otorgado por el líder del Kremlin y ese mismo día viajó a Berlín.




Volver arriba