El enviado de la ONU a Ucrania denuncia el miedo y la inseguridad en Crimea

 

GINEBRA (EFE).- El enviado de la ONU a Ucrania, Ivan Simonovic, denunció hoy el “rápido deterioro” de la situación de los derechos fundamentales en Crimea, así como el aumento del miedo y de la inseguridad entre la población “por la desinformación y la incertidumbre de lo que ocurrirá”.

Simonovic aseguró, mediante un comunicado, que aunque a la misión que dirige no se le permitió entrar en Crimea, esto no impidió que pudiera evaluar la situación a través de diversas fuentes confiables y de extensas entrevistas con personas que están en esa provincia o proceden de ella.

Las autoridades de Crimea negaron al equipo de la ONU la entrada en su territorio, indicándole que ni le recibirían ni podían garantizar su seguridad.

“Estoy gravemente preocupado por la situación en Crimea, donde parece que actualmente no hay Estado de Derecho y por lo tanto hay un rápido deterioro en la protección de los derechos humanos”, recalcó el enviado del secretario general de Naciones Unidas.

Puso de relieve la desaparición reciente de varios activistas, así como las torturas sufridas por otros al igual que por periodistas, luego de ser detenidos esta misma semana en puestos de control paramilitares.

Ellos fueron golpeados, atados, sus equipos confiscados y sometidos a otros tipos de vejaciones, detalló.

Simonovic dijo que las denuncias apuntan a que los responsables eran miembros de la unidad Berkut, como se conocía a una fuerza de asalto ucraniana de naturaleza paramilitar que funcionaba en el Ministerio del Interior.

“Los que tienen el poder de hacerlo deben desarmar a las fuerzas paramilitares y restablecer el Estado de Derecho en Crimea”, enfatizó.

El enviado de la ONU se refirió también a la preocupación que le causan las comunidades minoritarias e indígenas en Crimea, en particular de los tártaros, cuya situación consideró “muy vulnerable”.

Defendió, en este sentido, el derecho de todos a participar en los asuntos públicos y en la vida política, sin discriminación.




Volver arriba