El Constitucional alemán da carpetazo a las dudas legales sobre el MEDE

El Constitucional alemán da carpetazo a las dudas legales sobre el MEDE

 

Juan Palop

BERLÍN (EFE).- El Tribunal Constitucional alemán dio hoy carpetazo definitivo a las dudas legales sobre el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) al rechazar todos los recursos aún pendientes contra la puesta en marcha del fondo de rescate permanente.

La decisión fue recibida de forma positiva por el Parlamento alemán y el Ejecutivo de la canciller, Angela Merkel, respaldado por una gran coalición de conservadores y socialdemócratas, aunque el euro se depreció ligeramente frente al dólar poco después de darse a conocer el fallo.

El presidente del Constitucional, Andreas Voßkuhle, aseguró al leer la sentencia, que argumenta al detalle un fallo urgente de septiembre de 2012, que “los recursos de inconstitucionalidad son en parte inadmisibles y por lo demás infundados”.

Además, la sentencia consideró que la “autonomía presupuestaria” del Bundestag (cámara baja) queda suficientemente asegurada con la actual regulación del MEDE, una de las críticas de los querellantes.

“Pese a los compromisos adquiridos, se mantiene la autonomía presupuestaria del Bundestag alemán suficientemente salvaguardada”, afirmó Voßkuhle.

Asimismo, el Constitucional estipula además en su fallo que el pacto fiscal es también conforme con la carta magna alemana.

Este controvertido acuerdo, promovido por el Gobierno alemán en gran parte de la Unión Europea (UE) para sancionar la austeridad e introducir un “freno de la deuda” en las legislaciones nacionales, dota de competencias de supervisión presupuestaria a la Comisión Europea (CE).

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, se mostró satisfecho al conocer la sentencia y aseguró que el alto tribunal “ha confirmado la constitucionalidad” de la política de “asegurar la estabilidad de la moneda” común.

“El MEDE y el pacto fiscal están en sintonía con la constitución. Eso refuerza la credibilidad y genera confianza”, apostilló en un comunicado.

El presidente del Bundestag, Norbert Lammert, señaló que con este fallo el Constitucional “refuerza el margen de maniobra político del Bundestag, en especial en decisiones relativas al rescate del euro”.

El Tribunal Constitucional sancionó en septiembre de 2012 con mínimas condiciones la participación de Alemania en el MEDE y permitió en la práctica la entrada en funcionamiento de este fondo de rescate, que había sido aprobado ya por el resto de los socios de la zona del euro.

La sentencia, que fue acogida entonces con satisfacción por el gobierno alemán, la oposición europeísta y los mercados financieros, afirmaba que la contribución alemana a este “cortafuegos” anticrisis sería constitucional siempre que se cumpliesen los techos de garantías y se consultase convenientemente al Parlamento.

No obstante, ésta era una sentencia de carácter urgente y precisaba ser posteriormente argumentada en detalle por el Constitucional, ya que el tribunal debía dar respuesta a todos los diferentes recursos que habían dado lugar a la apertura de este proceso.

El pasado enero el Constitucional elevó al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) la parte, contenida también en esta causa, que se refería al programa de la compra de bonos soberanos del Banco Central Europeo (BCE) tras declararse no competente en la materia.

Pese a declararse no competente en la materia, el Constitucional estimó que el BCE podría haber excedido sus competencias al poner en marcha el programa de compra masiva de deuda pública “Outright Monetary Transactions” (OMT) y que podría no ajustarse al derecho comunitario.

Los recursos que ha rechazado hoy el Constitucional habían sido interpuestos por un diverso grupo de denunciantes, que abarcan desde La Izquierda, un partido de postcomunistas y disidentes socialdemócratas que ahora lidera la oposición, al parlamentario ultraconservador Peter Gauweiler, de la Unión Socialcristiana (CSU).

Entre los querellantes destaca también la asociación “Más democracia”, que cuenta con mas de 37.000 socios, y que tras conocerse la sentencia tildó el MEDE de “económicamente erróneo”.




Volver arriba