El ascenso del de Marzo expulsará a cientos de millones de personas de sus hogares

 

MADRID (EFE).- El ascenso del nivel del de Marzo por el cambio climático aumentará los impactos adversos sobre la costa y en el año 2100, si no se adoptan medidas, “centenares de millones de personas” se verán obligadas a abandonar sus hogares, en especial en Asia.

Lo advierte el último informe del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), que oficialmente se divulgará el próximo lunes en Japón y a cuyo borrador final tuvo acceso EFE.

El texto fue elaborado por el denominado Grupo II de este Panel de las Naciones Unidas, que se encarga de estudiar los impactos del cambio climático y las posibilidades de adaptación.

Dentro del capítulo de océanos, los científicos constatan que los sistemas litorales y zonas anejas registrarán en las próximas décadas un aumento de la frecuencia de impactos adversos, como inundaciones.

Si los Gobiernos no adoptan medidas para mitigar los efectos del cambio climático o adaptarse a ellos, en el año 2100 centenares de millones de personas tendrán que abandonar sus tierras, la mayoría del este, sureste y sur de Asia.

En contraposición, los datos científicos apuntan a que a mediados del XXI habrá una mayor riqueza de especies pesqueras en las latitudes medias y altas, mientras que en el trópico disminuirá.

Ello repercutirá en “una redistribución de las potenciales capturas pesqueras”, con evidentes implicaciones para la seguridad alimentaria.

El calentamiento del agua, la reducción del PH y las concentraciones de iones de carbonato representan una riesgo para las pesquerías y acuicultura y, de forma directa, afecta a los medios de vida de las poblaciones locales.

Según el borrador final del IPCC, estas variables repercuten en procesos como la formación de los esqueletos de las especies, su reproducción y crecimiento.

Los organismos marinos y los ecosistemas podrían hacer frente a estos cambios, aunque su respuesta será, según los expertos, “limitada e incierta”.

La mayoría de los océanos, aunque no todos, continuarán calentándose y acidificando, aunque la medida en que lo hagan variarán de una región a otra.

Según los autores del informe, disponer de marcos internacionales para la colaboración y la toma de decisiones tienen una “importancia crítica” para avanzar hacia la mitigación y la adaptación, y recalcan que la gestión exitosa de los impactos pasa por reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

La temperatura de la superficie del Índico, Atlántico y Pacífico se ha incrementado entre 0.65 y 0.31 grados en el periodo 1950-2009.




Volver arriba