EE.UU. colabora en el rescate de las niñas en Nigeria

Los manifestantes sostienen pancartas que protestan sobre el secuestro de las niñas en Nigeria, cerca de la Comisión Nigeriana de alta en Londres.- (AP)

LAGOS, Nigeria (EFE).- Un equipo de expertos militares de Estados Unidos ha llegado a Nigeria para ayudar en la operación de rescate de las más de 200 niñas secuestradas por la secta radical islámica Boko Haram, informaron hoy a Efe fuentes castrenses nigerianas.

“Sí, el equipo está sobre el terreno”, dijo una fuente del Ministerio de Defensa en Abuya, capital administrativa del país africano.

El grupo de especialistas ha llegado como avanzadilla de un equipo más grande al que se espera próximamente.

“Entendemos que el equipo (presente ya en Nigeria) evaluará las áreas en las que pueden ayudar, a la espera de un equipo más grande”, agregó la fuente.

La embajada del Reino Unido también confirmó a Efe la llegada de un equipo británico, anunciada hoy por el Gobierno de Londres, para colaborar en las tareas de búsqueda de las menores.

“El equipo trabajará estrechamente con sus colegas estadounidenses y otros para coordinar esfuerzos”, manifestó la legación británica.

El presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, agradeció ayer el apoyo ofrecido por esos dos países, además de otros como Canadá, China y Francia.

Las chicas fueron secuestradas el pasado 14 de abril de una escuela en la localidad de Chibok, en el estado septentrional de Borno, base de operaciones de Boko Haram.

El secuestro masivo ha generado expresiones de condena en todo el mundo y ha puesto bajo presión al Gobierno nigeriano para resolver la crisis, tras haber sido acusado de pasividad.

Boko Haram, que significa en lenguas locales “la educación no islámica es pecado”, lucha por imponer la “sharía” o ley islámica en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur.

Desde que la Policía acabó en 2009 con el líder de Boko Haram, Mohamed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha causado más de 3,000 muertos.




Volver arriba