Economía no basta contra la pobreza, advierte Papa al Foro de Davos

CIUDAD DEL VATICANO (Notimex).- El Papa Francisco advirtió que el crecimiento económico por sí solo es insuficiente para acabar con la pobreza y pidió que la riqueza no gobierne a la humanidad, en una carta enviada al Foro Económico Mundial de Davos.

El Vaticano difundió este martes el texto firmado por el pontífice, fechado el 17 de enero y dirigido al presidente ejecutivo del Foro, Klaus Schwab.

El responsable de llevarlo a Suiza fue el presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz, cardenal Peter Turkson, quien leyó este martes el mensaje papal durante una breve ceremonia de acogida al evento que comenzará este miércoles en Davos.

Varios párrafos del mensaje papal parecen ser una respuesta a los conservadores estadunidenses que criticaron al obispo de Roma de ser un ‘marxista’ por denunciar la injusticia provocada por el actual sistema económico.

Jorge Mario Bergoglio citó su exhortación apostólica ‘Evangelii Gaudium’ (La alegría del evangelio), que desató las críticas en su contra.

Casualmente, en los párrafos citados, el pontífice alabó la ‘contribución al bienestar de la gente’ de la economía moderna y calificó como una ‘noble tarea’ la vocación del empresario, ‘siempre que se deje interpelar por un sentido más amplio de la vida’.

El Papa no mencionó de manera abierta su denuncia contra la ‘teoría del derrame’ económico (según la cual sólo con generar riqueza en las cúpulas se puede combatir la pobreza en las bases de la pirámide social) presente en la exhortación.

Aún así en su carta al Foro de Davos, donde por primera vez se leyó un mensaje dirigido por el Papa, Bergoglio mantuvo y completó su propuesta con la frase: ‘El crecimiento de la igualdad requiere algo más que el crecimiento económico, aunque sí lo presupone’.

Evocó también a su predecesor, Benedicto XVI, quien en su encíclica ‘Caritas in veritate’ (Caridad en la verdad) advirtió la necesidad de contagiar el mundo financiero de ‘una visión trascendente de la persona’.

Su reconocimiento de las aportaciones positivas no impidió que Francisco reclamara que, no obstante los objetivos logrados en reducción de la pobreza, se ha generado una ‘amplia exclusión social’.

‘La mayor parte de los hombres y mujeres de nuestro tiempo siguen experimentando la inseguridad cotidiana y no raramente con consecuencias trágicas’, lamentó.

‘Me gustaría hacer hincapié en la importancia que tienen los distintos sectores políticos y económicos en la promoción de un enfoque inclusivo que tenga en cuenta la dignidad de toda persona humana y el bien común’, indicó.

‘Los que trabajan en estos sectores tienen una responsabilidad precisa para con los demás, especialmente con los más frágiles, débiles y vulnerables. Es intolerable que todavía miles de personas mueran cada día de hambre’, lamentó el pontífice.

Aceptó que las suyas son palabras ‘dramáticas’, pero sostuvo que las mismas quieren reafirmar y desafiar la capacidad del Foro de Davos para marcar la diferencia, ya que sus asistentes pueden poner sus capacidades al servicio de los que aún viven en medio de una terrible pobreza.

Citando un pasaje del evangelio, el Papa recordó a la comunidad de más de mil 500 directivos de grandes empresas que participarán este año en Davos que ‘la vocación de un empresario es una noble tarea, siempre que se deje interpelar por un sentido más amplio de la vida’.

‘Los que han demostrado capacidad para innovar y mejorar la vida de muchas personas con su creatividad y experiencia profesional, pueden ofrecer una contribución adicional poniendo sus capacidades al servicio de los que aún viven en medio de una terrible pobreza’, dijo.

Por ello, instó a establecer un ‘renovado, profundo y amplio sentido de responsabilidad’ por parte de todos, para que los bienes del mundo sean más accesibles para todos.

‘Estoy convencido que una apertura tal a lo trascendente puede dar forma a una nueva mentalidad política y económica, capaz de reconducir toda la actividad económica y financiera dentro de un enfoque ético que sea verdaderamente humano’, señaló.

‘Los exhorto a aprovechar (sus) grandes recursos humanos y morales, y a hacerse cargo de este desafío con determinación y visión de futuro. Les pido que se esfuercen para que la humanidad se sirva de la riqueza y no sea gobernada por ella’, subrayó.

El Papa explicó que con su mensaje al Foro Económico quiso ‘aportar algunas consideraciones con la esperanza de que puedan enriquecer los debates del Foro y dar una contribución útil a su importante labor’, que comenzará mañana miércoles y concluirá el próximo sábado.

 

Etiquetas: