Dos británicos a la cárcel por amenazar en Twitter a una feminista

LONDRES (EFE).- Los británicos Isabella Sorley, de 23 años y John Nimmo, de 25, fueron hoy condenados a doce y ocho semanas de cárcel, respectivamente, por amenazar en Twitter a la conocida activista feminista Caroline Criado-Pérez.

Los jóvenes reconocieron ante la Corte de Magistrados de Westminster haber enviado tuits amenazantes a Criado-Pérez el pasado julio en los que, además de desear su muerte y violación, le transmitieron sus deseos de “encontrarla” para agredirla ellos mismos.

Caroline Criado-Pérez se hizo famosa en el Reino Unido por promover campañas a través de las redes sociales, con apoyo de personas públicas como la diputada laborista Stella Creasy -que también recibió amenazas-, en favor de la presencia de mujeres en billetes de circulación legal emitidos por el Banco de Inglaterra.

Los mensajes abusivos llegaron después de que Criado-Pérez celebrara el éxito en Twitter de su campaña para que la imagen de la escritora británica Jane Austen (1775-1817) sustituyera a la del científico Charles Darwin (1809-1882) en los billetes de diez libras esterlinas.

El juez Howard Riddle dijo hoy que era “difícil imaginar amenazas más extremas” que las que fueron enviadas a Criado y Creasy, y añadió que los mensajes fueron escritos con la intención de hacer “gran daño”.

Las amenazas provocaron “un cambio en la vida” de Criado-Pérez, británica nacida en Brasil de padre argentino, que sentía “pánico, miedo y horror”, según confesó ella misma y recordó el juez.

El juez añadió que “el hecho de que fueran mensajes anónimos aumentó el miedo, ya que las víctimas no tenían forma de reconocer o evitar a los autores”.

Sorley, en prisión preventiva desde el pasado 7 de enero, tenía 25 condenas previas por embriaguez y alteración del orden público.

Mientras se encontraba en libertad bajo fianza, la joven cometió dos delitos de agresión a un policía y espera sentencia por un asalto cometido el día de Año Nuevo.

Su abogado Sean Cauldfield declaró en su defensa que era “víctima” de las nuevas tecnologías y que no conocía el alcance ni la repercusión que tenían sus mensajes en la red social.

El abogado de Nimmo, Paul Kennedy, lo describió como una persona “triste” y “apartada de la sociedad” que, a pesar de no conocer la campaña de Criado, muy comentada en la red social, quiso participar del debate y pensó que sus mensajes formaban parte de “una conversación” en la que estaba ganando “popularidad”.

Caroline Criado-Pérez dijo hoy en Twitter que no se sentía “capaz” de acudir al juzgado para escuchar la sentencia junto a los autores de los mensajes porque la experiencia había sido “aterradora” y le había dejado “cicatrices”.

Además, agradeció el apoyo recibido y dijo que el dinero de la indemnización lo va a donar a una causa benéfica.




Volver arriba