Distribuidor de pornografía infantil seguirá detenido en Dublín

DUBLÍN (EFE).- El irlandés Eric Eoin Marques, reclamado en Estados Unidos por crear supuestamente una de las mayores redes de distribución de pornografía infantil en internet, seguirá bajo custodia policial en Dublín una semanas más ante el riesgo de fuga.

Durante una breve vista celebrada hoy en el Tribunal Superior de Dublín, el juez instructor, John Edwards, volvió a aceptar los argumentos de la policía irlandesa (Garda) y del Buró Federal de Investigaciones estadounidense (FBI) sobre la situación de Marques, de 28 años.

En opinión de las fuerzas del orden, el sospechoso, cuya extradición reclama la justicia estadounidense, podría escapar si se le concede la libertad bajo fianza y también podría aprovecharla para borrar rastros informáticos de sus supuestas actividades pederastas.

La defensa de Marques pidió hoy más tiempo para poder preparar el caso y el magistrado emplazó a las partes para otra vista que se celebrará el 28 de enero, al tiempo que se declaró “ansioso” por efectuar progresos respecto a la extradición.

Los abogados de Marques han rechazado la extradición al alegar que el supuesto delito que se le atribuye fue cometido en la República de Irlanda, circunscripción en la que el acusado está dispuesto a declararse culpable de ciertos cargos.

El sospechoso, que también tiene nacionalidad estadounidense, quiere ser juzgado por un tribunal irlandés, si bien la fiscal irlandesa, Claire Loftus, ha indicado que no iniciará proceso legal alguno contra Marques en este país.

Las autoridades de Estados Unidos lo reclaman por cuatro delitos supuestamente relacionados con una web cuyo contenido ha sido calificado de extremadamente violento y gráfico y que muestra torturas y abusos sexuales cometidos contra menores.

La solicitud de extradición indica que el acusado supuestamente hizo publicidad de pornografía infantil y la distribuyó, al tiempo que participó en una conspiración para hacerla y distribuirla.

Tras ser detenido en agosto en Dublín, el FBI aseguró que Marques es el “mayor distribuidor de pornografía infantil del planeta” y, en caso de ser hallado culpable de los cuatro cargos en EE. UU., podría ser condenado a una pena de hasta cien años de cárcel.

Según el FBI, Marques es el administrador único de un servidor de internet anónimo llamado “Freedom Hosting” que aloja a miles de usuarios y que les facilita la publicación de pornografía infantil, acusación que él niega.

No obstante, Marques ha señalado que sí se declararía culpable en Irlanda de los cargos relacionados con la publicidad y distribución de pornografía infantil y de conspirar para distribuirla y hacerla.




Volver arriba