Disparos de artillería antiaérea en el centro de Donetsk

KIEV (EFE).- Los combates entre las fuerzas ucranianas y los rebeldes prorrusos se reanudaron hoy en la ciudad de Donetsk, en cuyo centro se oyen disparos de artillería antiaérea, según la web oficial del Ayuntamiento de esa ciudad.

La autoproclamada república popular de Donetsk confirmó los disparos en las inmediaciones de la sede regional del Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU, en sus siglas en ucraniano), uno de los edificios oficiales tomados por los insurgentes hace dos meses, y aseguró haber derribado un avión no pilotado de las fuerzas de Kiev.

“Los milicianos dispararon contra un avión no pilotado, que fue derribado”, señala el Twitter de los rebeldes.

Las autoridades municipales de la ciudad, baluarte de la rebelión prorrusa contra Kiev, han pedido a los vecinos de la zona ” no acercarse a las ventanas y no salir a los balcones ni a la calle, salvo en casos de extrema necesidad”.

Testigos citados por medios locales aseguraron que cazas y helicópteros de combate ucranianos sobrevuelan el centro de la ciudad, mientras que los milicianos les disparan desde la zona del SBU con fuego de artillería antiaérea.

Varios periodistas sobre el terreno confirmaron en Twitter que los ciudadanos se refugiaron en pasos subterráneos tras escuchar el estruendo de los cazas ucranianos sobre el centro de Donetsk.

Por otro lado, los milicianos prorrusos aseguran haber retomado el aeropuerto de Donetsk, que fue hace dos días escenario de cruentos combates con al menos medio centenar de muertos entre los rebeldes.

“Los tiroteos en la zona del aeropuerto han terminado. Los milicianos controlan la terminal y el perímetro. No hay aviones en el cielo (sobre el recinto). Los milicianos refuerzan las barricadas”, informó la república popular de Donetsk en su Twitter.

Varios hospitales y colegios permanecen cerrados en los distritos centrales de la ciudad por la “operación antiterrorista” lanzada por el Gobierno de Kiev contra las milicias prorrusas.

Entretanto, sigue en paradero desconocido el equipo de observadores la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), con cuyos cuatro miembros, ciudadanos de Estonia, Turquía, Suiza y Dinamarca, la organización perdió contacto el pasado lunes.

Según varios testimonios, las morgues de la ciudad ya no pueden acoger más cadáveres, en su mayoría insurgentes prorrusos, como se puede apreciar en las fotos publicadas en las redes sociales.

El alcalde de Donetsk, Alexander Lukianchenko, cifró ayer en 40 los muertos de los combates, entre ellos al menos cuatro civiles.

Los rebeldes prorrusos, por su parte, informaron de al menos cien muertos, o incluso 200 según algunos insurgentes, en los enfrentamientos armados de este lunes.




Volver arriba