Dimisión del obispo de Limburgo fue ‘inevitable’: experto alemán

 

 

BERLÍN (Notimex).- La decisión de Papa Francisco de aceptar la dimisión del obispo de Limburgo fue ‘inevitable’ y ‘consecuente’, según el teólogo y experto en Derecho Canónico alemán, Thomas Schuller, quien no descartó nuevas dimisiones en el mismo obispado.

Schuller dijo a Notimex en entrevista exclusiva que se esperaba de antemano que el Papa Francisco aceptaría la dimisión del obispo Franz Peter Tebarst van Elst, y sin embargo esto quedó todavía más claro tras leer el informe compilado por la comisión auditora creada para aclarar los hechos.

‘El informe demuestra de manera clara que el obispo no respetó las disposiciones legales que están previstas para la administración de bienes, tanto por lo que tiene que ver con el derecho canónico como para el derecho civil’, aseguró el teólogo alemán quien estudió en las universidades de Túbinga, Innsbruk y Bonn.

El documento, ‘ofreció pruebas no sólo acerca del despilfarro de dinero sino que también, más en general, de la incapacidad de ejercer el cargo de obispo tal y como el Papa se lo espera de clérigos como él’, añadió el experto especializado en derecho canónico.

Ayer la Santa Sede dio a conocer que aceptaba la dimisión del obispo presentada en octubre pasado, tras haber examinado con atención el informe. Tebarz van Elst viajó como relámpago a El Vaticano cuando estalló el escándalo y se quedó ahí hasta que el Papa lo recibió.

La razón de la decisión fue que ‘en la diócesis de Limburgo se ha creado una situación que impide un ejercicio fecundo del ministerio por parte de monseñor Franz-Peter Tebartz van Elst’, se asentó en el comunicado que ayer dio a conocer el Vaticano.

No es la primera vez que un obispo tiene que dimitir por cuestiones de finanzas, ‘esto ocurrió una y otra vez en la historia de la Iglesia, también en tiempos recientes’, aseguró el teólogo alemán.

Sin embargo, destacó que la actual gestión del Papa Francisco, ‘quien está comprometido de manera muy decidida para una Iglesia que sea pobre y humilde’, hizo mucho más difícil que los responsables pudieran quedarse en su sitio, según Schuller.

‘Este Papa es muy claro y decidido y sigue una línea precisa, no se limita a hablar sino que actúa. Esto hará más difícil que este tipo de cosas ocurran en el futuro’, añadió Schuller, profesor en la universidad de Munster.

La Iglesia Católica en Alemania, tras el escándalo de los abusos sexuales y también tras varios episodios de irregularidades financieras, ‘atraviesa una grave crisis de confianza’.

Esto se refleja en particular en un significativo aumento del número de fieles alemanes que renuncia a la Iglesia, algo que en Alemania se calcula en base a cuantos contribuyentes declaran ser católicos y pagar un impuesto para la Iglesia.

Para dejar de ser católico y dejar de pagar el obligatorio impuesto para la iglesia, hay que renunciar a ésta frente a un Tribunal Civil.

‘Hay la esperanza de que se pueda mejorar (la imagen de la Iglesia Católica en Alemania) a través del aire fresco traído por el nuevo Papa (…) pero hay que reconocerlo claramente: la Iglesia católica en Alemania se encuentra en una grave crisis’, opinó Schuller.

En un comunicado que apareció este jueves en la prensa alemana, Tebartz Van Elst se defendió de las acusaciones y aseguró que el informe contiene errores y por lo tanto argumentó que el Papa decidió sobre una base equivocada.

Tebartz van Elst involucró como directo responsable al Vicario General de Limburg, Franz Kaspar, por la explosión de los costos de la nueva sede obispal, que de cinco millones de euros pasó a costar 31 millones.

El ex obispo de Limburgo no es el sólo en indicar otros responsables, también en el informe de la comisión resulta muy perjudicada la posición del director de obras de la diócesis y del director general de la sede obispal, además del mismo Kaspar.

Según el teólogo Schuller, es probable que en base al informe presentado ayer por la comisión revisora, se produzcan otras dimisiones en el obispado.

‘Los hechos no son todos blancos y negros, hay también tonalidades de gris, Tebartz ven Elst fue el principal responsable, pero no fue el único’, añadió.

La decisión del Vaticano fue celebrada por el movimiento católico reformista y crítico de base ‘Somos Iglesia’ en Alemania. La organización se deseó, ‘un nuevo inicio, bajo el obispo auxiliar, Manfred Grothe, quien escribió el informe de la comisión’.

‘Al mismo tiempo están abiertas las puertas para la búsqueda de un nuevo obispo que atraiga a la gente de nuevo a la iglesia: la confianza en un obispo y su respeto hacia las personas son dos caras de la misma medalla’, añadió en un comunicado que hoy dio a conocer.- Por Olga Borobio

 




Volver arriba