Detienen en Reino Unido a un sospechoso del robo en el museo Kunsthal

 

BUCAREST (EFE).- Un ciudadano rumano buscado por el robo de siete obras maestras del museo Kunsthal de Rotterdam en octubre de 2012 ha sido arrestado en el Reino Unido, anunció hoy la policía rumana.

“Adrian Procop ha sido detenido por Interpol en Manchester”, informaron fuentes policiales rumanas recogidas por la agencia Mediafax.

Las autoridades británicas decidirán hoy si extraditan al sospechoso a Rumanía, agregaron las mismas fuentes.

Procop está acusado de haber sustraído los lienzos del museo holandés junto a Radu Dogaru, el cabecilla de la banda, en la noche del 15 al 16 de octubre de 2012.

Dogaru fue condenado a finales de noviembre a una pena de seis años y ocho meses de prisión, el mismo castigo que también se impuso a Eugen Darie por conducir el vehículo que les esperaba tras el robo cerca del museo.

Mientras, la madre de Dogaru, Olga, será juzgada por encubrimiento y por quemar, supuestamente, alguno de los cuadros, tal como declaró en un principio, aunque más tarde se retractó.

La destrucción de esas obras de arte podrían acarrearle entre 10 y 20 años de prisión debido a su alto valor, entre 50 y 100 millones de euros en total (entre 66,5 y 133 millones de dólares).

Un peritaje de expertos rumanos concluyó que existen restos de tres o cuatro cuadros entre las cenizas halladas en la estufa de la acusada, aunque no pudo precisar que sean los cuadros todavía desaparecidos.

Pese a su valor, ninguno de los lienzos estaba protegido por un sistema de alarma, lo que permitió que los ladrones se llevaran las obras en un atraco improvisado, según reconocieron.

Los ladrones se hicieron con “Cabeza de Arlequín”, de Picasso; “La Lectora en Blanco y Negro”, de Matisse; y “El Puente Waterloo de Londres”, de Monet.

Además, se apoderaron de “El Puente de Charing Cross de Londres”, también de Monet; “Mujer delante de una ventana abierta, llamada la novia”, de Paul Gauguin, “Autorretrato”, de Meyer de Haan, y “Mujer con los Ojos Cerrados”, de Lucian Freud.




Volver arriba