Desmantelada una red de tráfico ilegal de inmigrantes en Grecia

 

ATENAS (EFE).- La Policía griega ha desarticulado en Salónica una red de tráfico ilegal de inmigrantes que trasladaba a personas desde Grecia hasta otros países de la UE a través de Macedonia y Serbia, informaron hoy las fuerzas de seguridad.

La operación, que llevaba en marcha varios meses, concluyó ayer en Salónica, la segunda mayor ciudad de Grecia, tras una redada policial en que los agentes capturaron a los detenidos en las casas donde operaban.

En total hay 17 personas detenidas, de entre 22 y 38 años, originales de Pakistán, Bangladesh, Senegal y Grecia, entre las que se encuentra el considerado como el cerebro de la banda.

De ellas, 12 están acusadas de tráfico ilegal de personas y 5 de tráfico de drogas.

La investigación apunta a que la trama tenía contactos en diversos países europeos para llevar a cabo el traslado de inmigrantes indocumentados.

“Por lo que sabemos hasta ahora, la banda cooperaba con personas de otros países europeos como Macedonia”, afirmaron fuentes de la Policía de Salónica a Efe.

Según un comunicado hecho público por la Policía, la organización se creó en junio de 2013 y tenía una estructura jerarquizada, donde cada miembro cumplía una función específica.

Los paquistaníes eran los encargados de organizar y guiar las operaciones, los senegaleses y bangladeshíes se dedicaban a captar a los ‘clientes’- inmigrantes indocumentados a los que proporcionaban alojamiento hasta el momento del traslado.

La única persona de nacionalidad griega, una mujer, trabajaba en una casa de cambio de divisas.

De acuerdo con las fuentes policiales consultados por Efe, cada inmigrante debía pagar unos dos mil euros a la banda para poder salir de Grecia.

Durante el registro de los domicilios de los detenidos los agentes se incautaron de diversas sustancias estupefacientes como cocaína y cannabis, teléfonos móviles, ordenadores portátiles, dinero por valor de 4.500 euros y documentos sobre transacciones financieras.

A los detenidos también se les acusa del secuestro de inmigrantes para cobrar el dinero que éstos les adeudaban.

Por el momento, los detenidos se encuentran a la espera de comparecer ante el fiscal para prestar declaración, mientras que las investigaciones siguen en marcha para esclarecer el alcance de las actividades de esta organización criminal.

Debido a la situación de crisis en Grecia la mayoría de los inmigrantes que llegan al país mediterráneo desde Asia y África no se quedan ahí sino que lo utilizan como territorio de paso para llegar hasta otros estados de la UE.

Anteriormente, la mayoría de inmigrantes trataban de colarse como polizones en los barcos griegos con destino a Italia, pero tras el incremento de la vigilancia en estos trayectos, muchos utilizan ahora la ruta a través de los países de la ex Yugoslavia para alcanzar otros países de la UE, a pesar de que ello supone abandonar territorio Schengen.




Volver arriba