Convoy ruso es una "invasión directa", advierte Ucrania

Convoy ruso es una “invasión directa”, advierte Ucrania

Un guardia fronterizo ruso abre el acceso para que un convoy con ayuda humanitaria llegara al centro de Donetsk, sin la autorización del gobierno de Ucrania, hoy viernes 22 de agosto de 2014.- (AP Photo/Sergei Grits)

Un guardia fronterizo ruso abre el acceso para que un convoy con ayuda humanitaria llegara al centro de Donetsk, sin la autorización del gobierno de Ucrania, hoy viernes 22 de agosto de 2014.- (AP Photo/Sergei Grits)

 URALO-KAVKAZ, Ucrania (AP) _ Rusia envió unilateralmente decenas de camiones de ayuda a los rebeldes en el este de Ucrania, alegando que se agotó su paciencia después de una semana de tácticas dilatorias por parte del gobierno ucraniano. El gobierno en Kiev dijo el viernes que el envío, sin su aprobación, constituye una “invasión directa”.

      Camiones cargados de agua, generadores y sacos de dormir están destinados a la población civil en la ciudad de Luhansk, donde los combatientes separatistas pro rusos están sitiados por las fuerzas gubernamentales. La ciudad sufre cañoneos desde hace semanas, no hay electricidad ni agua y faltan alimentos.

      En los últimos días Ucrania dijo que sus tropas habían capturado partes importantes de Luhansk, la segunda ciudad más grande en manos de rebeldes y Kiev sospecha que la operación humanitaria está encaminada a arruinar los triunfos militares del gobierno. Se han reportado combates feroces alrededor de Luhansk y Donesk, la ciudad más grande en manos rebeldes, con decenas de fallecidos.

      El Comité Internacional de la Cruz Roja, que había planeado escoltar la caravana para disipar los temores de que estaba siendo usada como una fachada para una invasión por parte de Moscú, dijo que no había recibido suficientes garantías de seguridad para escoltar el convoy.

      El jefe de del Servicio de Seguridad de Ucrania, Valentyn Nalyvaichenko, dijo el viernes a los reporteros en Kiev que la actuación de Rusia era una “invasión directa” que sucedió “por primera vez bajo la Cruz Roja”.

      Nalyvaichenko señaló que los hombres que conducían los camiones eran militares rusos entrenados para manejar vehículos de combate y agregó que los camiones semivacíos serán utilizados para llevar armas a los rebeldes y llevarse los cadáveres de combatientes rusos que fallecieron en el este de Ucrania.

      Ucrania autorizó el ingreso de algunos vehículos, pero los que envió Rusia y que cruzaron por un paso fronterizo controlado por los rebeldes, eran muchos más de los acordados. Kiev acusa a Moscú de apoyar y armar a los rebeldes, acusación que los rusos niegan.

      Un reportero de The Associated Press vio a un sacerdote bendecir el primer camión del convoy y luego subir al asiento del copiloto.

       Un comandante rebelde en el lugar dijo que 34 camiones habían atravesado la frontera. En el lado ruso, un reportero de AP contó otros 32 vehículos que entraban en la zona de aduanas.

      El destino inmediato de los vehículos era desconocido y no estaba claro si Kiev había dado su aprobación.

       “La parte rusa ha decidido actuar”, dijo un comunicado publicado en la página web del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia. “Nuestra columna con ayuda humanitaria está empezando a moverse en dirección a Luhansk”.

       La Cruz Roja dijo en un comunicado publicado en su cuenta de Twitter que no está escoltando la caravana por razones de seguridad, ya que los cañonazos habían continuado durante la noche. “No hemos recibido suficientes garantías de seguridad de las partes en conflicto”, dijo.

       Un comandante rebelde en el lugar que se identificó sólo por el nombre en clave Kot dijo que los camiones se dirigían a la ciudad de Luhansk.

       Poco después de salir de la ciudad fronteriza de Izvaryne, el convoy se desvió de la carretera principal a Luhansk y se dirigió hacia el norte por un camino rural y se estacionó en el pueblo de Uralo-Kavkaz. Esa ruta también conduce a Luhansk y potencialmente evita las zonas controladas por las tropas gubernamentales.

       La misión de suministros de socorro siguió adelante a pesar de que tanto Ucrania como los separatistas han ignorado las peticiones de un alto el fuego.- (Por MSTYSLAV CHERNOV)

      ___      La periodista de The Associated Press Laura Mills en Moscú contribuyó a este despacho.

Etiquetas: