Compromiso de paz

Compromiso de paz

Los cancilleres ruso y ucraniano dialogan en Berlín

Uno de los rebeldes prorrusos que vigilan a las afueras de Luhansk, en Ucrania, luego del fin del alto al fuego

BERLÍN (EFE y Notimex).- Los ministros de Exteriores de Rusia, Sergéi Lavrov, y de Ucrania, Pavlo Klimkin, se comprometieron ayer en esta ciudad a trabajar conjuntamente para lograr una distensión del conflicto ucraniano y alcanzar un alto al fuego “duradero” respetado por todas las partes implicadas.

“Hemos conseguido este acuerdo ante la situación explosiva que se vive en Ucrania”, afirmó el ministro alemán, Frank-Walter Steinmeier, en presencia de sus homólogos ruso y ucraniano, así como del francés Laurent Fabius, al término de la reunión mantenida en la capital alemana a iniciativa del gobierno de ese país.

Asimismo, el ministerio del Exterior de Rusia instó ayer a las autoridades de Ucrania a restablecer el alto al fuego en el este ucraniano, ante la intensificación de lo combates en la región, que han dejado 50 muertos y 150 heridos a un solo día del fin de la tregua.

La cancillería rusa reiteró que para resolver la crisis en el vecino país es necesario que Ucrania ponga fin a sus ataques contra las ciudades y pueblos de las regiones orientales.

“Volvemos a insistir decisivamente que las autoridades ucranianas, si todavía son capaces de evaluar de forma razonable las consecuencias de su política inhumana, renuncien a los ataques y restablezcan el alto el fuego para salvar vidas humanas”, destacó. La cancillería indicó en su declaración oficial que “resolver los problemas políticos de Ucrania aniquilando a sus propios ciudadanos no corresponde a las normas de la sociedad europea civilizada de la que Kiev pretende formar parte”, según reporte de la agencia informativa Ria Novosti. El ministerio ruso de Asuntos Exterior rechazó las justificaciones de Kiev de que las ofensivas militares son una defensa “humanitaria” y denunció que el fin de la tragedia ha causado numerosas víctimas, entre civiles y milicianos, en las últimas 24 horas. El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, decidió el lunes no ampliar más el cese del fuego, que vencía ese mismo día, y ordenó a las fuerzas reanudar la operación lanzada contra las milicias independentistas de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk. Pese a los llamados de los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y Francia, Francois Hollande, así como la canciller federal alemana Angela Merkel, de extender el cese al fuego, Poroshenko consideró que no era necesario prolongarlo, ya que nunca fue respetado por los rebeldes separatistas. El llamado de Rusia para restablecer el alto al fuego en el oriente de Ucrania, se dio a conocer en momento en que fuentes de las fuerzas especiales ucranianas al frente de las operaciones contra los rebeldes informaron que abatieron a unos 50 combatientes e hirieron a 150.”El primer día de la renovación de la fase activa de la operación, fuerzas de la Guardia Nacional y las Fuerzas Armadas lanzaron ataques en algunas ciudades de importancia estratégica en Donetsk y Luhansk”, informó Vladislav Seleznyov, portavoz de la operación militar.El vocero militar destacó que de acuerdo con datos preliminares, la autodefensas han perdido al menos un millar de combatientes.




Volver arriba