CE culpa a Gobiernos de no hacer más para salvar vidas inmigrantes

BRUSELAS (EFE).- La Comisión Europea (CE) consideró hoy que ha hecho todo lo que estaba en su mano para ayuda a países como Italia, que sufren la presión migratoria en sus fronteras, e insistió en que son los Estados miembros los que tienen que tomar medidas para evitar la muerte de inmigrantes.

“La Comisión Europea ha puesto en marcha todas las herramientas disponibles para apoyar a Italia”, aseguró en la rueda de prensa diaria de la CE el portavoz comunitario de Interior, Michele Cercone, quien sí reconoció que Bruselas siente “cierta frustración” porque “todo lo que se podía hacer no se hace”.

Cercone aclaró que se refería a medidas como acudir a los campamentos de refugiados de fuera de la UE para buscar a personas a las que se pueda dar acogida en los Estados miembros, una medida que aseguró que se aplica demasiado poco, y que en 2013 solo benefició a 5.000 personas en 11 países comunitarios.

“Hay otros 18 (países) que pueden hacer mucho más”, sostuvo el portavoz.

“Si cada país de la UE acogiese a algunos millares de refugiados podríamos cambiar y marcar una diferencia para decenas de millares de personas y reducir también la presión sobre los países del Mediterráneo”, añadió.

Cercone también desmintió que sean los países del sur de la UE en exclusiva los que más presión migratoria sufren y aseguró que el 50 % de las demandas de asilo en 2013 se presentaron en Alemania, Francia y Suecia, y que países como Italia figuran solo en quinto lugar, por detrás del Reino Unido.

El portavoz aseguró, además, que la CE está dispuesta a hacer más si es necesario, pero recordó que son las autoridades nacionales quienes deben tomar la iniciativa.

Estas declaraciones se producen después de que el ministro italiano de Interior, Angelino Alfano, dijese que Europa no les ayuda y recalcase que es el club comunitario el que “debe hacerse cargo de acoger a los supervivientes”.

Alfano habló en estos términos tras la tragedia registrada este lunes frente a las costas de la isla italiana de Lampedusa, donde naufragó una barcaza con 400 inmigrantes a bordo procedentes de Libia, de los que 17 ya han sido encontrados muertos y decenas siguen desaparecidos.



Volver arriba