Cameron y Hollande discrepan sobre reformar la U.E.

1 / 2


El presidente francés, François Hollande (al centro), y el primer ministro británico, David Cameron, pasan revista a la guardia de honor en una base militar de la Fuerza Aérea (RAF), en Oxforshire, al oeste de Londres, Reino Unido, hoy, viernes 31 de enero de 2014.- (EFE/Andy Rain)
El presidente francés, François Hollande (derecha), y el primer ministro del Reino Unido, David Cameron, ofrecen una rueda de prensa conjunta en la base militar inglesa de Brize Norton, al oeste de Londres, Reino Unido, hoy, viernes 31 de enero de 2014.- (EFE/Etienne Laurent)


LONDRES, Inglaterra.  (EFE).- El primer ministro del Reino Unido, David Cameron, y el presidente francés, François Hollande, discreparon hoy sobre el alcance que debe tener la reforma de la Unión Europea (UE), pues Francia no ve “prioritaria” la modificación de tratados.

Al término de una cumbre bilateral en la base militar inglesa de Brize Norton, Cameron subrayó que desea cambiar el funcionamiento de la Unión con vistas a celebrar un referéndum sobre pertenencia en el Reino Unido en 2017, un compromiso adquirido bajo presión de los euroescépticos del Partido Conservador.

Hollande dijo “respetar” el compromiso de Cameron de celebrar una consulta pero advirtió de que “no se puede pretender seguir el ejemplo de un solo país”.

El presidente francés se mostró partidario de reformar la UE a fin de hacerla “más eficiente” y que la eurozona funcione “de forma más coordinada e integrada”, pero descartó en principio reformas más profundas que implicarían celebrar un referéndum en su propio país.

El dirigente galo insistió no obstante en que “Francia quiere al Reino Unido dentro de la UE”.

Además de la reforma de la UE, que ambos mandatarios seguirán tratando durante un almuerzo en un típico pub británico, abordaron el conflicto en Siria, además de firmar acuerdos de cooperación en defensa y energía.

Sobre Siria, Cameron y Hollande acordaron colaborar para prevenir la radicalización de jóvenes de los respectivos países en la zona de combate.

El primer ministro aseguró que los dos están “profundamente preocupados” por el riesgo que el conflicto sirio plantea para el Reino Unido y Francia, pues se estima que unos 700 británicos y franceses pueden haber viajado a Siria.

Hollande explicó que colaborarán para evitar “la manipulación” por extremistas de estas personas y para “vigilar sus movimientos”, a fin de garantizar que no regresan con planes de terrorismo a Francia y al Reino Unido.

Durante la cumbre trataron también el acuerdo de Londres con la empresa estatal francesa EDF para la construcción de dos reactores nucleares en la planta Hinkley Point C en Somerset (en el suroeste inglés), con una inversión de 16.000 millones de libras (19.200 millones de euros), así como próximas operaciones de defensa conjuntas.

Etiquetas:, ,