Cameron cree “inaceptable” la subida salarial del 11% para los diputados

 

LONDRES (EFE).- El primer ministro británico, David Cameron, consideró hoy “inaceptable” que los diputados reciban un aumento salarial de un 11 por ciento a partir de 2015, como recomienda la entidad reguladora, en época de recortes en el sector público.

En una intervención en la Cámara de los Comunes, Cameron respondió a una cuestión planteada por Ed Miliband, el líder del principal grupo opositor, el Partido Laborista.

Miliband preguntó al “premier” su opinión acerca de que la Autoridad Independiente de Normas Parlamentarias (IPSA, siglas en inglés), responsable de regular salarios, gastos y pensiones de los diputados, haya recomendado que sus sueldos suban 7.600 libras (9.000 euros) hasta las 74.000 libras brutas anuales (88.000 euros) tras las elecciones generales en 2015.

Ese organismo independiente se creó tras el escándalo que estalló hace unos tres años al revelarse el alcance de los abusos en los gastos de los diputados británicos.

El jefe del Ejecutivo se mostró de acuerdo con su colega laborista Miliband, quien dijo que es “un error” que los diputados acepten un incremento de suelo “tan por encima de la inflación” -situada actualmente en el 2,7%- mientras las familias británicas “afrontan una crisis en sus estándares de vida”.

“Creo que sería un error que los diputados tuvieran un gran aumento de sueldo en un momento de restricción del sector público. Los tres líderes de partidos (conservadores, laboristas y liberaldemócratas) están de acuerdo en esto, y así se lo hemos expresado a la IPSA”, dijo Cameron.

El “premier” británico aclaró también que ese incremento salarial del 11% “no es una recomendación final”.

“La idea de un aumento salarial del 11% en un año de restricción de sueldos es simplemente inaceptable”, insistió Cameron, al señalar que la IPSA “tiene que pensarlo de nuevo”.

“Nadie quiere votar sobre su propio sueldo pero tenemos que tener un proceso y un resultado que pueda desarrollar la confianza ciudadana”, agregó el primer ministro, para quien “esto debería ir acompañado de un recorte en el coste de la política”.




Volver arriba