Cadena perpetua para asesina serial de Londres

Joanna Dennehy condenada a cadena perpetua por el asesinato de tres personas

LONDRES (EFE).- La inglesa Joanna Dennehy cumplirá cadena perpetua tras haberse declarado culpable del asesinato en 2013 de tres hombres y de dos tentativas de asesinato, según sentenció hoy un juez del tribunal penal de Old Bailey en Londres.

Dennehy, de 31 años y diagnosticada con psicopatía, admitió en una audiencia anterior haber matado a puñaladas el año pasado, durante un periodo de diez días, a tres varones cuyos cuerpos se encontraron en diversas zanjas en la zona de Cambridgeshire, en el centro de Inglaterra.

Al pronunciar hoy su fallo, el magistrado calificó a Dennehy de “mentirosa compulsiva”, además de “cruel, calculadora, maliciosa y manipuladora”.

También destacó que la mujer no había “ningún arrepentimiento sincero; todo lo contrario.”

Los cuerpos de las víctima mortales, Lukasz Slaboszwski, de 31 años; Kevin Lee, de 48, y John Chapman, de 56, fueron hallados entre marzo y abril del pasado año en diversas zanjas apartadas varios kilómetros de las poblaciones de Newborough y Thorney, a las afueras de Peterborough.

La acusada fue detenida después de que la policía divulgara en abril de 2013 una fotografía suya y una descripción en la que se advertía de que la sospechosa de las tres muertes lucía un peculiar tatuaje de una estrella bajo su ojo derecho.

Mientras la policía empezaba una búsqueda a nivel nacional, la asesina condujo 225 kilómetros hacia Hareford (centro de Inglaterra), donde apuñaló al alzar a otros dos varones que paseaban perros, sin bien estos “milagrosamente sobrevivieron”, según apuntó hoy el juez.

Uno de los cómplices de Dennehy, Gary Richards, de 47 años, fue sentenciado a cadena perpetua por los intentos de asesinato de Robin Bereza y John Rogers en Hereford en una vista anterior celebrada en la Corte de Magistrados de Cambridge el 12 de febrero.

Leslie Layton, de 37, otro de sus cómplices, también recibió una sentencia de 14 años de cárcel por evitar un funeral digno y alterar el curso de la justicia, mientras que un tercer hombre, Robert Moore, fue condenado a tres años de cárcel por ayudar a Dennehy.




Volver arriba