Berlín resta importancia al fin de las escuchas a Merkel anunciado por Obama

 

BERLÍN (EFE).- El Gobierno alemán reiteró hoy su preocupación por los programas de espionaje masivo de Estados Unidos en su territorio en respuesta al anuncio de Barack Obama con respecto al fin de las escuchas al móvil de la canciller Angela Merkel.

El portavoz del Ejecutivo alemán, Steffen Seibert, aseguró en un encuentro rutinario con medios de comunicación que Berlín seguirá con atención la implementación de esa afirmación y que continuará dialogando con Washington a ese respecto, aunque el quid de la cuestión, a su juicio, es otro.

“Siempre hemos dicho que no se trata del móvil de la canciller. Sino que se trata de encontrar un balance entre la seguridad de un estado y la esfera de privacidad a la que tienen derecho los ciudadanos en Alemania”, apuntó Seibert.

A su juicio, el presidente estadounidense no abordó esta cuestión en la entrevista que concedió en exclusiva a la ZDF, la segunda cadena pública alemana, y que se emitió el pasado viernes.

Obama aseguró a ese canal que, mientras él siga siendo presidente de EE.UU., “la canciller alemana no tendrá que preocuparse más de este problema”.

Seibert agregó, en relación a las negociaciones bilaterales para firmar un acuerdo de no espionaje mutuo, que por el momento no puede aventurar “si las conversaciones tendrán éxito”.

Lo que sí es seguro, afirmó el portavoz del Ejecutivo alemán, es que Berlín mantendrá las “reivindicaciones” que ha esgrimido ante EE.UU. desde el principio.




Volver arriba