Berlín respalda el diálogo en Ucrania y pide de nuevo a Rusia que se implique

 

BERLÍN (EFE).- El Gobierno alemán mostró hoy su satisfacción por el inicio de una mesa redonda de diálogo nacional en Ucrania e instó de nuevo a Moscú a ejercer su influencia sobre los líderes separatistas prorrusos para que abandonen la violencia y entreguen las armas.

Según explicó en rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo, Steffen Seibert, la canciller, Angela Merkel, habló ayer por teléfono con el primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, para mostrarle su apoyo al diálogo, en el que no participan los separatistas de las regiones surorientales.

A su juicio, se debe invitar a la mesa a “todos los actores que renuncien a la violencia”.

Merkel animó a Yatseniuk a avanzar en el camino del diálogo para buscar una solución pacífica al conflicto en el que se encuentra inmerso el país y subrayó la importancia que tendrán las elecciones presidenciales previstas para el próximo 25 de mayo.

El portavoz pidió no especular sobre la legitimidad de esos comicios en todo el país cuando el gobierno de Kiev no controla parte del territorio nacional y apostó por trabajar hasta entonces para garantizar que todos los ucranianos pueden ejercer libremente su derecho al voto.

En este contexto, destacó el contenido de un informe elaborado por expertos y observadores de la Organización de Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) que han constatado la creciente “discriminación” que sufren en Crimea -anexionada a Rusia- los ciudadanos que no quieren adoptar la nacionalidad rusa.

Se recogen también, añadió, las crecientes violaciones de derechos humanos en el este y el sur de Ucrania, con los periodistas y “los simpatizantes de Maidan”, el corazón de las protestas contra el depuesto presidente Víktor Yanukóvich, como principales víctimas.

Ese informe, según Seibert, muestra asimismo que los temores y las denuncias de Moscú sobre la discriminación de las minorías prorrusas en Ucrania no tienen fundamento.




Volver arriba