Barroso muestra su admiración por Suárez, “figura clave de historia española”

 

BRUSELAS (EFE).- El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, lamentó hoy el fallecimiento del expresidente del Gobierno español Adolfo Suárez, por quien mostró su admiración y que consideró como una “figura clave” de la historia española.

“Profunda tristeza al conocer la muerte de Adolfo Suárez. Inspiración para los políticos europeos y figura clave en la historia de España. Toda mi admiración”, dijo Barroso pocos minutos después de conocerse la noticia en la red social Twitter.

Desde la Eurocámara, también el Partido Popular Europeo (PPE) reaccionaba a través de la red social rápidamente para dar sus condolencias por la muerte del primer presidente constitucional.

“Mis condolencias a la familia de Adolfo Suárez. Su valiente ejemplo político perdurará siempre en nuestra memoria”, dijo el secretario general del PPE, Antonio López Istúriz.

También la eurodiputada socialista Iratxe García enviaba un mensaje de “Adolfo Suárez descanse en paz”.

Igualmente han mostrado su pesar los eurodiputados de los partidos nacionalistas vasco y catalán, PNV y CIU, Izaskun Bilbao y Ramon Tremosa, respectivamente.

Suárez falleció hoy en Madrid a los 81 años de edad, después de sufrir durante años la enfermedad de Alzheimer.

Político clave en el paso pacífico desde la dictadura a la democracia en España, durante su mandato se aprobó la ley de amnistía, se legalizaron todos los partidos y sindicatos y se convocaron elecciones libres el 15 de junio de 1977.

Además, el Parlamento redactó una nueva Constitución, ratificada por referéndum el 6 de diciembre de 1978.

Todo este proceso se vio amenazado por el terrorismo, especialmente activo en diciembre de 1976 y enero de 1977.

Tras las elecciones del 1 de marzo de 1979, en las que UCD revalidó su triunfo, Suárez se convirtió en el primer presidente de Gobierno constitucional.

Las críticas a su gestión por parte de diversos sectores sociales y políticos y la crisis permanente en su partido le llevaron a dimitir como jefe del Ejecutivo el 29 de enero de 1981.




Volver arriba