Bacterias más resistentes

Alarma a la OMS que pierden fuerza los antibióticos

La OMS advirtió de la resistencia que varias bacterias han desarrollado ante los antibióticos en el mundo

GINEBRA (EFE).- La Organización Mundial de la Salud (OMS) se mostró ayer alarmada por el aumento de la resistencia a los antibióticos en todas las regiones del mundo, incluso con aquellos fármacos utilizados como “último recurso” para tratar infecciones potencialmente mortales.

Según un estudio coordinado por la OMS con datos de 114 países y presentado ayer en Ginebra, el primero sobre la resistencia a los antibióticos a escala global, esta realidad afecta a muchos agentes infecciosos, aunque el informe se centra en un grupo de bacterias responsables de infecciones comunes como las urinarias, la septicemia, la diarrea, la neumonía y la gonorrea.

Además, se confirma la resistencia a los antibióticos carbapenémicos, último recurso terapéutico para infecciones potencialmente mortales por “Klebsiella pneumoniae” (bacteria intestinal común), que se ha extendido a todas las regiones.

Esta bacteria es una causa importante de infecciones que se contraen comúnmente en medios hospitalarios, como las septicemias y aquellas que sufren los recién nacidos y los pacientes que están ingresados en unidades de cuidados intensivos.

Los datos recogidos indican que en algunos países el antibiótico recetado para contrarrestar infecciones por Klebsiella pneumoniae “ya no son eficaces en más de la mitad de las personas” a las que se le administra el medicamento.

También se ha detectado amplia resistencia a las fluoroquinolonas, uno de los fármacos antibacterianos más prescritos para el tratamiento de infecciones urinarias por E. coli, hasta el punto de que está resultando ineficaz en más de la mitad de los pacientes en diferentes países, según el reporte.

Respecto a la gonorrea, enfermedad que cada día contrae un millón de personas en el mundo, en países como Austria, Francia, Reino Unido y Sudáfrica se ha confirmado el fracaso de su tratamiento con cefalosporinas, un medicamento de última generación después del cual no existen más alternativas médicas.

En general, la resistencia a los antibióticos se ha convertido en una realidad que puede afectar a cualquier persona, independientemente de su edad, de acuerdo con el estudio del organismo.

Los países de América son todavía vulnerables a la creciente resistencia a los antibióticos y deben sumarse al esfuerzo mundial para encarar esa amenaza para la salud pública, advirtió la OMS.

En un informe divulgado ayer por la oficina regional de esa organizació y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), se señala que “la resistencia a los antimicrobianos, incluidos los antibióticos, ya no es una predicción sino una realidad que puede afectar a cualquier persona de cualquier edad en cualquier país”.La resistencia a los antibióticos ocurre cuando las bacterias se tornan inmunes a ciertos antibióticos y el tratamiento de las infecciones requiere medicamentos diferentes o en dosis más potentes.Algunas bacterias desarrollan resistencia a múltiples antibióticos sumándose al problema que se ha convertido en uno de los más preeminentes en la salud pública.

“Diseminar el mensaje”

“Todos necesitamos escuchar, diseminar y actuar sobre el mensaje de este importante informe, que demuestra que si no actuamos, nos dirigiremos hacia una era en que los antibióticos que hemos utilizado durante décadas para tratar y curar infecciones comunes dejarán de funcionar “, declaró ayer la directora de la OPS, Carissa Etienne.

En los países de América “a menudo los antibióticos se usan en exceso y se venden de forma inapropiada”, según Pilar Ramón Pardo, la asesora regional en Gestión Clínica de Enfermedades Infecciosas y Vigilancia de la Resistencia Antimicrobiana de la OPS/OMS.

La experta añadió que “hay un creciente énfasis en los controles reglamentarios de estos y otros fármacos, pero su mal uso sigue estando muy extendido en nuestra región”.

La OMS coordina desde 1996 la recolecció de datos sobre la resistencia a los antibióticos de hospitales y laboratorios de sus países miembros y actualmente 21 naciones conforman su Red Latinoamericana de Vigilancia de la Resistencia a los Antimicrobianos.Los datos de los países de América muestran altos niveles de resistencia de la bacteria Escherichia coli a las cefalosporinas de tercera generación y las fluoroquinolonas, dos tipos de antibióticos importantes y de uso general.La E. coli puede causar infecciones intestinales y extraintestinales, generalmente graves, como infecciones del aparato excretor, las vías urinarias, cistitis, meningitis, peritonitis, mastitis, septicemia y neumonía.También se ha generalizado la resistencia a cefalosporinas de tercera generación en la bacteria Klebsiella pneumoniae, causante de infecciones del tracto urinario, neumonías, sepsis, infecciones de tejidos blancos y de heridas quirúrgicas.En algunas regiones se ha informado de un elevado porcentaje de infecciones de la bacteria Staphylococcus aureus resistente a la meticilina.La bacteria S. aureus puede causar una amplia gama de enfermedades desde infecciones cutáneas y de mucosas, relativamente benignas, hasta otras como la celulitis, los abscesos profundos, osteomielitis, meningitis, sepsis, endocarditis o neumonía.El informe recomendó que los pacientes usen antibióticos solamente cuando se los receta un médico, que completen el tratamiento prescrito aunque ya se sientan mejor, y no den a otras personas sus antibióticos ni empleen los que hayan sobrado de recetas anteriores.A los médicos y personal de la salud, la OMS les recomienda que mejoren la prevención y control de infecciones, y que prescriban y administren antibióticos “solo cuando sean verdaderamente necesarios”.El informe también recomendó a las autoridades sanitarias que fortalezcan el seguimiento de la resistencia y la capacidad de los laboratorios y que reglamenten y fomenten el uso apropiado de los medicamentos.

Alerta | América

La OMS informó de la pérdida de eficacia de antibióticos en en el continente americano.

Bacteria E. coli

Los datos de los países de América muestran altos niveles de resistencia de la bacteria Escherichia coli a las cefalosporinas de tercera generación y las fluoroquinolonas, dos tipos de antibióticos importantes y de uso general.

Bacteria Klebsiella

También se ha generalizado la resistencia a cefalosporinas de tercera generación en la bacteria Klebsiella pneumoniae, causante de infecciones del tracto urinario, neumonías, sepsis, infecciones de tejidos blancos y de heridas quirúrgicas.



Volver arriba