Asume Grynspan como nueva secretaria general iberoamericana

 

MADRID (Notimex).- La diplomática costarricense Rebeca Grynspan asumió hoy aquí la titularidad de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), en un acto en el que llamó a renovar este organismo y fortalecer los programas de cooperación de esta comunidad.

En un acto encabezado por el ministro español de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, y el secretario saliente, Enrique V. Iglesias, la nueva secretaria explicó que lo iberoamericano ‘es un proyecto en construcción, que conecta, suma y es plural’.

‘Yo no pienso sustituir a Enrique V. Iglesias, no es sustituible, pero sí pienso seguirlo. Mi gestión estará inspirada en su visión y compromiso con esta comunidad’, aseveró.

‘Imaginar juntos el futuro iberoamericano para un escenario cambiante nos obliga a renovarlos y reinventar. Será una época de cambios’, dijo al destacar las transformaciones de los últimos años en los países de esta comunidad de 22 naciones.

Ante representantes diplomáticos de los países iberoamericanos, explicó que tanto la interdependencia en la globalización, como el surgimiento de regionalismos que buscan sus espacios, ‘deben ayudar a la integración regional’.

Expuso que los países latinoamericanos han cambiado su fisionomía, han podido sortear mejor la crisis económica iniciada en 2008 y han bajado sus niveles de pobreza y algunas asimetrías.

‘Creo en nuestras posibilidades para un crecimiento más incluyente. Es necesario tener políticas de segunda generación para reducir las desigualdades de ingreso y las desigualdades horizontales, como lo femenino, la de jóvenes, indígenas y afrodescendientes’, dijo.

Anunció que pondrá ‘especial atención a los programas sobre juventud, de género, indígenas y afrodescendientes, educación de calidad, investigación y desarrollo y cultura, este último como fundamento y generador de empleo, riqueza, desarrollo y progreso’.

Grynspan sostuvo que la comunidad iberoamericana debe contribuir ‘a una gobernanza más justa, equitativa, contribuir con la voz iberoamericana en el proceso global, como lo es la agenda de desarrollo post 2015′ (de Naciones Unidas).

‘Hemos construido desde Guadalajara, México (en 1991) un espacio horizontal para el desarrollo, y de cara a la próxima Cumbre Iberoamericana en (Veracruz) debemos trabajar en la renovación, mejorar mecanismos, hacerlos más operativos nuestros métodos y decisiones’, abundó.

La diplomática anunció que visitará cada uno de los 22 países de esta comunidad para escuchar de cada uno de sus gobiernos sus expectativas a ideas, y empezar a trabajar en una agenda común para próximos años.

En su mensaje de despedida, Iglesias consideró que se termina una etapa e inicia otra que encabezará Grynspan, por lo que felicitó a los 22 gobiernos por su elección y expresó su confianza en que continuará la labor iniciada en SEGIB en 2005.

Apuntó que las 23 cumbres realizadas desde 1991 han sido el principal espacio en que todos los 22 países han estado juntos ‘con más o menos asistencia y sin ninguna silla vacía’, que ha permitido convivir en la diversidad.

Destacó los 30 programas de cooperación, que mueven unos 68 millones de euros (unos 90 millones de dólares) y que de ello solo el 4.9 por ciento de su presupuesto es para el personal que opera en el organismo.

Agregó la importancia de coordinación con los demás organismos como la Organización Iberoamericana para la Educación y la Cultura (OEI), la Organización Iberoamericana de la Juventud (OIJ) y la Organización Iberoamericana de Seguridad Social (OISS), entre otras.

Por su parte, García-Margallo agradeció el trabajo de Iglesias, al que calificó de ‘ser humano auténticamente excepcional’ y ahora se empieza una nueva etapa ‘que es continuidad de la anterior en que Iglesias huyó de la retórica hueca y apostó por las realizaciones prácticas’.

Resaltó el papel de España en la cooperación iberoamericana y en las relaciones bilaterales con diferentes países de América Latina en diferentes campos como el diplomático, económico, cultural y de cooperación.

Afirmó que haber realizado 23 cumbres iberoamericanas es una hazaña, y que queda pendiente un proyecto de comunicación iberoamericana, cuyo diseño se va a encargar a Enrique V. Iglesias.

 




Volver arriba