Angela Merkel presenta sus pasiones en Youtube

Angela Merkel, canciller de Alemania

BERLÍN (EFE).- Los integrantes del Gobierno alemán han decidido presentarse ante los ciudadanos en Youtube y hoy fue el día de la canciller, Angela Merkel, que confiesa en un vídeo sus sencillas pasiones- escuchar música clásica, cocinar y charlar con su marido.

Bajo el título de “El gabinete se presenta”, los miembros de la coalición formada por conservadores y socialdemócratas revelan ante la cámara en poco más de tres minutos sus gustos personales y sus retos de cara al futuro.

Merkel, con discreta chaqueta marrón y una de sus inconfundibles gargantillas, se define como “noctámbula” más que madrugadora y, si bien no es capaz de elegir entre el de Marzo y la montaña, no duda al mostrar su preferencia por la música clásica ante el pop.

“Me gusta estar al aire libre, cuando tengo tiempo también me gusta leer un buen libro, ir a un concierto de música clásica o cocinar”, señala.

Y así es precisamente como se imagina una tarde agradable- cocinar algo, compartir una cena tranquila, ver una buena película, hojear el periódico o abrir un libro y comentar la semana con su marido, el catedrático Joachim Sauer.

A él acude cuando necesita consejo, pero también a sus amigos más cercanos y, en el trabajo, a sus colaboradores.

Merkel, doctora en Físicas, recuerda sus inicios en el mundo de la política hace 25 años, con la caída del muro de Berlín y el fin del régimen comunista.

“En la República Democrática Alemana nos encontramos, felizmente, ante una situación totalmente nueva y se necesitaban nuevos políticos”, señala la ahora canciller, que se afilió entonces al recién creado partido “Despertar Democrático”.

Entre los principales cambios de la última década, destaca la “rapidez” que ha imprimido el mundo digital tanto a los medios como a la política y el aumento de la transparencia.

La líder conservadora se muestra convencida de que la fortaleza de su país reside en sus conciudadanos, “trabajadores y creativos” y no se olvida de la crisis europea.

Tras estar volcada los últimos años en estabilizar el euro y recuperar la confianza de los mercados internacionales en la moneda única, señala, la UE debe centrarse ahora en la creación de puestos de trabajo para rebajar los elevados índices de desempleo, especialmente entre los jóvenes.




Volver arriba