Ángela Merkel critica el espionaje de EE. UU.

La canciller alemana Ángela Merkel durante su primera declaración de Gobierno ante el Bundestag (Parlamento federal), en Berlín, Alemania, hoy miércoles 29 de enero del 2014.- (EFE/Maurizio Gambarini)

La canciller alemana Ángela Merkel durante su primera declaración de Gobierno ante el Bundestag (Parlamento federal), en Berlín, Alemania, hoy miércoles 29 de enero del 2014.- (EFE/Maurizio Gambarini)

BERLÍN, Alemania.   (EFE).- La canciller alemana, Ángela Merkel, criticó hoy con inusual dureza a EE.UU. al afirmar que las prácticas de su espionaje han “sembrado la desconfianza”, ante la reunión que mantendrá el próximo viernes en Berlín con el secretario de Estado norteamericano, John Kerry.

“Hace un año nos enteramos, a raíz de las informaciones de (el exanalista de la de la Agencia de Seguridad Nacional) Edward Snowden, del proceder de los servicios secretos estadounidenses”, indicó la canciller, en su primera declaración de Gobierno de la presente legislatura ante el Parlamento federal.

A partir de ahí “nos vimos confrontados con una nueva realidad”, prosiguió, ante la evidencia de que tales prácticas implican un seguimiento y captación de datos “masivo”, con un alcance que “nos afecta a cada uno de nosotros”.

“Hablamos de un proceder, según el cual el fin justifica los medios. Todo lo que es técnicamente posible, se hace y con ello se vulnera la confianza y se siembra la desconfianza”, apuntó Merkel.

Los intentos por reconducir esa situación con quien, pese a todo, sigue siendo “nuestro mejor aliado” se han sucedido con dificultades, lo que incluye las negociaciones para un tratado de no espionaje entre Berlín y Washington.

La confianza es “el núcleo de toda cooperación” con un aliado, recordó Merkel, para admitir a continuación que las posiciones entre ambos países con vistas a ese acuerdo están “muy alejadas aún” y señalar que esto “no va a subsanarse” solo con un viaje suyo a Washinton.

La canciller aludió así a su prevista visita a EE. UU., en respuesta a la invitación que le cursó recientemente el presidente de ese país, Barack Obama, y para la que aún no hay una fecha concreta.

A dicha invitación -formulada en una conversación telefónica entre ambos líderes tras sufrir la canciller una fisura de pelvis a raíz de una caída mientras esquiaba- siguió una declaración de Obama comprometiéndose a reformar sus servicios secretos.

El presidente de EE. UU. insistió unos días después, en una entrevista en exclusiva para la televisión pública alemana, que mientras él ocupe la Casa Blanca no se volverá a espiar a Merkel (las revelaciones de Snowden incluían las escuchas al teléfono celular de la canciller).

Las explicaciones de Obama no parecen haber convencido ni a la jefa de Gobierno ni a la opinión pública alemana, a lo que se sumaron unas declaraciones de Snowden, también en exclusiva y a la televisión pública alemana, afirmando que además de a líderes y ciudadanos comunes la NSA practica el espionaje industrial.

Tras concluir Merkel su discurso ante el Bundestag (Parlamento federal), su Gobierno informó de la entrevista con Kerry este viernes en la sede de la Cancillería.

Kerry estará el viernes en Berlín, antes de participar en la Conferencia de Seguridad de Múnich, a la que se espera la asistencia de unos 20 líderes de todo el mundo y ministros de Exteriores de unos 50 países.

Etiquetas:, , , ,