Alerta severa de ataques

El Reino Unido se previene ante el riesgo terrorista

Dos soldados libaneses inspeccionan un mortero en el aeropuerto Rafk Hariri, ayer en Beirut. El Ejército del Líbano recibió ayuda militar estadounidense para poder afrontar la amenaza extremista en el país, después de los choques con grupos yihadistas de las últimas semanas

LONDRES (EFE).- La ministra del Interior británica, Theresa May, anunció ayer que el Reino Unido elevó su alerta por terrorismo de “sustancial a severa” ante la evolución de los conflictos en Siria e Iraq.

El nuevo nivel de alerta es el cuarto grado en una escala de cinco y significa que un ataque terrorista es “altamente probable”, si bien Theresa May subrayó que Londres no tiene información que apunte hacia un ataque “inminente”.

“El avance en el nivel de amenaza está relacionado con los acontecimientos en Siria e Iraq, donde grupos terroristas están planeando ataques contra Occidente”, detalló la ministra.

“Algunos de esos planes involucran previsiblemente a combatientes que han viajado allí desde el Reino Unido y Europa para tomar parte en esos conflictos”, añadió.

El último cambio en esa escala de riesgo de actos terroristas en el Reino Unido se remonta a julio de 2011, cuando el ministerio de Interior redujo la alerta al rango de “sustancial”.

El primer ministro británico, David Cameron, avanzó por su parte en una declaración en su despacho y residencia oficial de Downing Street que su gobierno prepara una reforma legal para facilitar que se retire el pasaporte a sospechosos de tener intención de unirse a grupos extremistas.”Lo que estamos encarando en Irak con el Estado Islámico (EI) es la mayor amenaza para nuestra seguridad que hemos visto hasta ahora”, señaló Cameron, que el lunes próximo detallará en el Parlamento los pormenores de la nueva ley.El jefe del gobierno británico dijo que la ejecución del periodista estadounidense James Foley a manos de un yihadista supuestamente de origen británico, la pasada semana, fue una “prueba evidente” de que el auge del extremismo “no es un problema que esté lejos, a miles de kilómetros de aquí”.”Es una amenaza que no se puede solventar simplemente rebajando la percepción de que la política exterior occidental ha causado agravios. Tampoco se trata de acabar con la pobreza, los regímenes dictatoriales y la inestabilidad en la región”, señaló David Cameron.”La raíz de esta amenaza para nuestra seguridad está clara. Es la ideología venenosa del islamismo extremista que ha sido condenada por todos los credos y todos los líderes espirituales”, afirmó el “premier” británico.La ministra de Interior resaltó por su parte que el Centro Conjunto de Análisis del Terrorismo (JTACm, por sus siglas en inglés) es el responsable de establecer el nivel de alerta nacional en el Reino Unido.El incremento de ese nivel de riesgo sirve para que “los profesionales de la seguridad, tanto en el sector privado como en el público, tomen decisiones informadas sobre el nivel adecuado de seguridad necesario en el Reino Unido”, dijo Theresa May.”Los juicios del JTAC sobre el nivel de amenaza se elaboran sobre la base de las últimas informaciones de inteligencia y son independientes de los ministros”, apuntó la responsable de la cartera de Interior.El organismo “elevó el nivel de alerta por terrorismo internacional de sustancial a severa, lo que significa que un ataque terrorista es altamente probable, si bien no hay información de inteligencia que sugiera que un ataque es inminente”, afirmó la ministra.”El primer y más importante deber del gobierno es proteger a los ciudadanos británicos. Hemos dado pasos para aumentar nuestros poderes y capacidades para hacer frente a las amenazas terroristas a las que nos enfrentamos”, indicó May.La responsable de Interior apuntó que “ese proceso continuará” y que “los británicos no deben tener dudas de que se tomarán las medidas más enérgicas para proteger la seguridad nacional”.

Por su parte, el gobierno de Estados Unidos dijo ayer que no tiene planes de elevar su nivel de alerta terrorista debido a los conflictos en Siria e Iraq, como hizo el gobierno británico, pero “vigila de cerca la amenaza que representan los occidentales que se han unido a las filas del EI, que podrían usar sus pasaportes para regresar”.

“No esperamos que haya una necesidad de cambiar nuestro nivel de alerta en este momento”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, en su conferencia de prensa diaria. “No tenemos planes de cambiarlo”, subrayó.

El secretario de Seguridad Nacional del país, Jeh Johnson, indicó en un comunicado que ni su Departamento ni la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) “están al tanto de ninguna amenaza específica o creíble al territorio estadounidense de parte del EI”.Actualmente no hay alertas activas en la página web del Sistema Nacional de Avisos de Terrorismo del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, que se encarga de evaluar el nivel de alerta relacionado con amenazas terroristas contra territorio estadounidense.”Esta es una amenaza que estamos supervisando y en la que hemos estado centrados desde hace ya bastante tiempo”, afirmó Earnest.Johnson señaló por su parte que “los extremistas violentos que apoyan al EI han demostrado la intención y la capacidad de atacar a ciudadanos estadounidenses en el extranjero, y el EI constituye una amenaza grave y activa dentro de la región”.No obstante, Earnest aseguró que la inquietud de Estados Unidos respecto a la posibilidad de que algunos de los combatientes extranjeros que luchan para el EI puedan usar sus pasaportes occidentales para regresar a sus países de origen y atacar allí “es la misma que el Reino Unido articuló ayer”.”En las últimas semanas, el Departamento de Seguridad Nacional ha tomado una serie de pasos para mejorar la seguridad aérea en aeropuertos en el extranjero con vuelos directos a Estados Unidos, y el gobierno del Reino Unido y otros países han adoptado cambios similares”, afirmó Johnson.El titular de seguridad interna agregó que el gobierno de Barack Obama está “estudiando medidas de seguridad adicionales relacionadas con los combatientes extranjeros” que entran y salen de Siria.”Algunas de las medidas de seguridad serán visibles al público y otras, comprensiblemente, se mantendrán confidenciales”, agregó Johnson, que ayer conversó con Theresa May, sobre los cambios que ha hecho el gobierno del Reino Unido.




Volver arriba