Alemania entierra a Stefanie Zweig, la autora de “En un lugar de África"

Alemania entierra a Stefanie Zweig, la autora de “En un lugar de África”

 

BERLÍN (EFE).- Alemania entierra hoy a la escritora Stefania Zweig, que alcanzó fama mundial gracias a su novela autobiográfica “En un lugar de África”, cuya versión cinematográfica, realizada por Caroline Link, ganó el Óscar a la mejor película extranjera en 2002.

La familia de la escritora huyó de Alemania en 1938, cuando la persecución a los judíos por parte del régimen nazi se hizo más severa, y se refugió en Kenia.

Zweig abordó su experiencia africana, que se inició cuando tenía cinco años, tanto “En un lugar en África” (1995) como en otra de sus novelas, “Sólo queda el amor” (2007).

La escritora se quejó varias veces de que, con el éxito de “En algún lugar de África”, su imagen se hubiera reducido para muchos a su relación con ese continente.

“La añoranza de los alemanes por África es enorme”, explicó en su momento Zweig al analizar el éxito inicial de su novela en su país, que luego pasaría a ser un éxito mundial.

Sin embargo, lo que le interesaba a Zweig en esa novela, más que dar una imagen de África, era mostrar el difícil destino de una familia de inmigrantes como la suya. Incluso, la traducción literal del titulo original alemán – “En ningún lugar de África”- apunta a la idea del destierro.

La familia Zweig retornó a Alemania después de la guerra, en 1947, y se instaló en Fráncfort, donde hoy ella será enterrada.

El padre, un jurista que en Kenia había tenido que probar suerte como granjero, volvió a ejercer su profesión.

Una novela menos conocida de Zweig, “En un lugar de Alemania” (1996), tiene como escenario la casa de la Rothschildallee en Francfort, donde vivió su familia tras el regreso a Europa.

Una obra claramente autobiográfica es “En ningún lugar está la patria”, donde se confronta con su pertenencia a dos países y dos continentes.

Zweig trabajó como periodista cultural hasta que el periódico para el que escribía, Abendpost, dejó de circular en 1980 y entonces empezó a escribir primero historias para niños y luego novelas, que, según el grupo editorial Random House, alcanzaron ventas de 7,5 millones de ejemplares.

Zweig murió el viernes a los 81 años, después de una breve enfermedad que le impidió terminar su último proyecto literario.




Volver arriba